Festival Territorios: Part one.

Prólogo: la ausencia de ubicuidad.

Un redactor y una reportera gráfica, ése es el aguerrido escuadrón que se autoimpuso la absurda tarea de cubrir, dentro de sus posibilidades, el festival de música más importante que se celebra en el área metropolitana de Sevilla. Empero, esto quiere decir que la crónica pormenorizada de cada uno de los conciertos de los tres escenarios es prácticamente imposible: los inevitables retrasos, las coincidencias en horas y cuestiones un poco más mundanas (ustedes ya se pueden imaginar a qué me refiero), hacen que el resumen de lo acontecido en el Territorios de este año sea una cuestión parcial, dependiente de las circunstancias, si bien, pude ver en su totalidad dos sets en el escenario Cruzcampo (esto es, el más grande): Love of Lesbian y el show-tributo “Recordando a Triana”.

Con todo, esto le da un tono de más “cinema verité” al relato, ya que estos son los problemas con los que se puede encontrar cualquier asistente a un festival. La ventaja, dentro del contexto de Territorios, es que uno puede pasar del Rock británico al Rap y de éste al Funk en cuestión de pocos minutos, no solo porque el Monasterio de la Cartuja no sea un recinto especialmente inmenso, sino también porque los accesos y salidas a cada escenario los delimitaba perfectamente la organización o las reglas no escritas de todo festival (la banda izquierda, recuerden, siempre la banda izquierda).

Recogimos nuestras acreditaciones sin retraso alguno gracias a lo efectivo y amable del personal asignado, entramos en el recinto con la suficiente antelación para tomar posiciones sobre a quién ver, cómo y cuándo.

Part two.
Part three.
Part four.

Autor: Francisco Roldán
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.