BBK Live 2014: Jueves de Vetusta Morla a Crystal Fighters

El cartel de sold out desde principios de junio ya nos auguraba que este año nos deberíamos cargar con algo más de paciencia para la presente edición del BBK Live, ya que si sus carteles son de lo mejorcito que nos podemos encontrar, no se puede decir lo mismo de la organización. Colas eternas haga sol o llueva, tanto para acceder al festival, al camping, a los aseos e incluso a las duchas. Parecía una estupenda idea, pero intentar comprar algo en el supermercado del mismo camping era una misión casi imposible, lo que parecía más un abastecimiento de comida en la post-guerra, con la consiguiente dispersión de los colegas para recolectar los suministros posibles, ya que bajar otra vez a la ciudad era algo inviable después de las 3 primeras horas de cola para llegar a la cima de Kobetamendi.

 Con el buen humor y la paciencia por bandera (y como no, otra cola) era la hora de disfrutar del festival. 

Vetusta Morla inauguraban nuestra noche con ese porte que sólo ellos tienen y con el que son capaces de llenar hasta el último rincón de cualquier escenario en el que ellos actúan. El disco La deriva sigue motivando a la gente para que se dejen la voz en sus coros, pero como no podía ser de otra manera, el afonismo absoluto llega de la mano de Un día en el mundo, con grandes temas como Copenhage.

Siguiendo a la marea humana, o más bien, dejándonos arrastrar, llegamos a Franz Ferdinand. Prepararon un repertorio lleno de hits de principio a fin, donde los de Glasgow no dejaron ni un sólo minuto de descanso a los asistentes. Una molesta lluvia a mitad de concierto y el mal sonido que caracterizó el escenario 1 durante el festival no impidió que Kapranos y los suyos nos deleitaran con su siempre buen directo haciéndonos disfrutar sobre todo de sus temas de ayer como No You girls, This fire o Do you want to y de sus nuevos temas (que suenan como los de ayer, para que engañarnos) como Right action.

 Tocaba el turno de Phoenix, otro de los grandes de la noche, y no defraudaron. No les hizo falta calentar a la gente, ya que cuando empiezas un concierto con Liztomania es que algo grande está por venir, y así fue.

 Si todavía te quedaban energías, tranquilo, que venían los reyes del bailoteo. Crystal Fighters, con sus plumas y sus aires étnicos, hicieron un concierto más que decente a pesar del ya mencionado mal sonido del escenario, aunque los coros y vítores de los allí presentes suplieron ese defecto a la perfección. Un público más que entregado y unos artistas dispuestos a darlo todo por ellos.

Sus grandes temas como Plage, At Home, Love natural, You and I y un sin fin más se vieron coronados por un I love London donde la gran mayoría dejó lo que le quedaba de fuerzas siempre con una gran sonrisa y un regusto a satisfacción en la boca.

 Exhaustos, nos retiramos a hacer cola, perdón, quiero decir, al camping.

Continuará…

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.