Vaya huevos lo de Amaral

Saltó la polémica, en Guatemala, un periodista llamado Andrés Zepeda ha declarado para Nómada haber traficado con 31 tortugas para el  videoclip «Hacia lo salvaje» de Amaral.
En el medio narra con todo lujo de detalles la sucesión de los hechos, desde las opciones descartadas hasta cómo consiguieron las tortugas o los requisitos pedidos por Titán Pozo, director del videoclip. Según asegura Zepeda las tortugas que aparecen en el videoclip se consiguieron por vías no muy legales y se mantuvieron encerradas al sol, sin agua y al borde de la inanición.
El problema empezó cuando no pudieron conseguir huevos de tortuga ni tortugas de forma legal debido a las leyes y a que la temporada de nacimiento de estas tortugas no se encontraba a la vista.

El periodista nos narra en Nómada todo el proceso, de principio a fin, al igual que trapos sucios sobre las supuestas peticiones de Titán para la hora de grabar o la falta de escrúpulos con las que se trató todo el asunto. Por ahora no tenemos ninguna confirmación de lo ocurrido y solo conocemos la versión del periodista guatemalteco, que en cierto modo tampoco deja de ser un relato sin nada que lo apoye.
Por su parte Amaral ha declarado en su pagina oficial de Facebook su desconocimiento de la situación en el siguiente comunicado:

Aclaración:
 
Estamos estupefactos ante un artículo que se ha publicado en un medio digital de Guatemala, donde el autor cuenta que traficó con huevos de tortugas que supuestamente fueron utilizados en el vídeo de Hacia lo Salvaje, ideado y realizado por Titán Pozo hace tres años.
 
Más allá de nuestro asombro al leer la noticia, nos preocupa mucho pensar que se hayan llevado a cabo prácticas ilegales o lo que es peor, que las tortugas hayan podido sufrir algún daño. La productora nos aseguró que la filmación se haría con escrupuloso respeto al medio natural y dentro de la legalidad, tal y como quedó reflejado en el contrato que firmamos con ellos.
 
En este sentido, hemos pedido explicaciones a la productora, responsable de los equipos de trabajo en las fases de preparación y rodaje del vídeo.
 
No dudéis en que si hubiera indicios suficientes para pensar que realmente hubo alguna práctica ilegal se emprenderán las acciones necesarias.
 
Gracias por estar ahí y buen fin de semana a todos.

Nos parece muy raro todo lo ocurrido ya que no es muy normal que alguien se denuncie a sí mismo de haberse saltado varias leyes que lo podrían condenar a la cárcel. En cierto modo sabemos que no es raro que se den este tipo de prácticas en ciertas zonas, pero sí que lo es que los implicados se conciencien de golpe sobre el respeto animal y más aún que un periodista de verdad y con un mínimo de conciencia se meta en tal tipo de trapicheos.
Os recomendamos leer la narración completa de lo ocurrido,  iremos informando de novedades y os dejamos con el videoclip de las tortugas de la discordia.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.