Girando por salas siguen sin jugar limpio

Como cada año llega otra nueva edición del Girando Por Salas o GPS, esas ayudas a grupos emergentes que siempre se llevan los de siempre.

Aquí a los hipstericos nos parece de vergüenza lo que año tras año vamos viendo en este circuito de músicas actuales teóricamente concebido para ayudar a los grupos emergentes a aumentar su movilidad mediante ayudas económicas y facilidades para realizar conciertos fuera de su ciudad.

Para que os hagáis una idea los grupos emergentes que disfrutaron de estas ayudas en la edición 2013-14 fueron entre otros Carlos Sadness, Funambulista, Izal, Miss Caffeina, Mucho y otros cuantos del mismo palo.
Desde el punto de vista de los músicos entendemos que si cuela cuela, están en su total derecho de solicitar dicha ayuda si cumplen los requisitos pero nos parece un poco de coña eso de llamar a estos grupos «emergentes», «noveles» o considerar que son los que necesitan estas ayudas.

La trampa de todo esto viene desde una organización que no hace más que poner mil impedimentos a que los auténticos grupos noveles que necesitan tal ayuda accedan a ellas, como puede ser pedir el alta de actividad en hacienda, algo que cualquiera sabe que no es barato y se necesitan unos ingresos altos y constantes para que el alta salga rentable. Además estas ayudas estan destinadas a que los grupos emergentes puedan girar por salas (como su nombre indica) sin perder demasiada pasta, no engrosas los beneficios de grupos que muy difícilmente van a perder dinero en un concierto.

Los grupos anteriormente mencionados recibieron entre otras cosas 2200€ mas IVA para promoción discográfica y un fijo por cada uno de los 4 conciertos que realizaron.
Esto es Españistán un país capaz de hacerte sentir robado por financiar con tus impuestos cultura y música en concreto y es que por mucho que nos quejemos de la falta de ayudas al sector cultural hay casos en que ni nos importaría que se retirasen.

Muy triste todo pero Girando Por Salas funciona así, nos gustan muchos de los grupos que recibieron las ayudas, no tenemos nada en su contra, pero lo de GPS nos parece una mafia igual que SGAE (pese a su reciente lavado de cara). Desde aquí lo decimos claro y no nos cortamos un pelo:

-Un grupo emergente no tiene ingresos para el alta de actividad


-Un grupo emergente no tiene conciertos para compensar el alta de actividad 


-Un grupo emergente no tiene contrato con discográfica u oficina de contratación.


-Un grupo emergente no cumple los requisitos para vuestras ayudas.

Poco más podemos decir, como dirían León Benavente (también se beneficiaron, pero hace un año reconocemos que no eran famosos aún), avanzan las negociaciones. Ya veremos quienes son los seleccionados de esta nueva edición y contaremos cuantos de ellos han sido más de una vez cabezas de cartel. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.