Se va y no vuelve, Canteca de Macao cierra el telón tras 12 años

Se va y no vuelve. Se va el quejío que Anita Kuruba regaló a los Canteca. La voz desgarrada de Chiki. Y también sus acordes sostenidos entre el ska y la rumba. Se van los malabares del Zulo. Y se achica la trompeta de Enriquito. Se apaga el eco que asomaba por detrás del telón de El Niño. Y el bombo de Guillermo Martínez retumba por última vez.

Ya no son los Canteca de Macao. Tras 12 años de historia. De conciertos. De giras. De viajes en furgoneta. De tablaos improvisados en la calle. Y de doctrina de calle improvisada en un escenario, los Canteca se despiden. Alzan sus manos. Sus guitarras. Sus quejíos bañados en el rock. Se quitan el sombrero y exclaman: “Esta es nuestra traca final”. Pero no se separan.

La sala Caracol de Madrid ha sido la bandeja en la que han servido sus dos últimos conciertos este fin de semana. Canteca de Macao ha resumido su trayectoria de 12 años en dos conciertos de dos horas. Ha repasado cada letra y cada canción. Cada suspiro y cada inspiración. Cada tema y cada por qué. Cada esperanza y cada reivindicación. Porque los Canteca nacieron para eso: para reivindicar. Para contar que la vida está hecha para luchar. Para que cada uno clave la voz en aquello que lo calla. Que lo achica. Para que su público se haga crítico. Y critique. Pero critique de corazón. Y critique cantando y bailando al son.

Los Canteca se van. Pero han decidido no soltarse de la mano. Han decidido seguir con la fusión del reggae y la rumba. A Anita y a Chiqui todavía les queda mucho por mostrar. Por cantar. Y contar. Ahora preparan algo nuevo. Algo que seguro que va a estallar como una bomba de relojería. Y que para los oídos, y los sentidos, va a ser uno de los trabajos más suaves que lancen. Pero suaves de melodía. Y de voz. No de letra. Ni de doctrina. Seguro que continúan pisando fuerte. Y tal vez ahora se pierdan para encontrarse. O se vayan ‘pal sur’. Quién sabe.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.