Boza conquista en Málaga con su Mansión de los Espejos

Ayer, 19 de diciembre, tuvo lugar en la Sala Eventual Music de Málaga el concierto de la gira de presentación del primer disco de estudio de la gaditana Carmen Boza: «La Mansión de los Espejos». Nosotros estuvimos allí, y así es como lo vivimos: 
Poco después de las diez, hora a la que estaba previsto el comienzo del espectáculo, se abría paso entre el humo del escenario la silueta de Carmen Boza, enfundada en una chaqueta vaquera y bajo el sombrero que viene luciendo en sus últimas apariciones. Casi no hizo falta que empezara a sonar el primer compás de «La masión de los espejos», con su ritmo entrecortado, cuando lo tuve claro: Boza está aquí y ha venido a demostrarnos que lo suyo es el rock melancólico, sin lugar a las comparaciones.
Tras este primer tema le tocó el turno a  «Culpa y Castigo», «No me parezco» y «El Mayordomo», canciones con las que Boza,   acompañada de Toni Brunet, Laura Gómez (bajo) y Martín Bruhn (batería), nos dejaba asomarnos a su Mansión, no sin ver una elegancia en la ejecución que, aunque ya se intuía con las escuchas del álbum, estuvo muy bien traída en este directo.

Una vez rota la distancia de seguridad, siguió con «El Ejército», haciendo previamente una parada para dedicar la canción a los miembros de la sala  La Botica, donde la artista tuvo la oportunidad de tocar en sus inicios, asi como a La Rebotica (asociación de cantautores nacida  de la concurrencia de éstos a la citada sala)
Posteriormente, el concierto pasó a un plano más íntimo. La cantautora gaditana sacó del baúl, para el deleite de los espectadores, unas cuantas canciones  que tocó en acústico y con el acompañamiento de Toni Brunet, tanto a la guitarra como a los coros. El público,cada vez más animado y a pesar del frío de la noche,  parecía entrar en calor (probablemente por la calidez  de la música, que invitaba a los abrazos).
Acabado este momento y con el retorno de la banda al escenario, toca volver a lo que habíamos venido: conocer el nuevo disco de Boza en directo; eso sí, no sin dejar el correspondiente momento para que nos inviten a cantar a pleno pulmón «Delirios y de éxtasis». Me entra la risilla floja y pienso: Carmen, lo has conseguido. Ya no podemos estar más venidos arriba.
Después la cosa empezó a subir y culminó, tras la pausa de rigor, con la interpretación de «Fieras» (el temazo del concierto, si me permiten la valoración), «Sin salida» y, la gran esperada, «Octubre».

Carmen Boza demostró que no sólo es artesana de canciones de esas que «dan cosica», de las que nacen de un nudo en el estómago, vino a decirnos que el directo (tanto en acústico como en eléctrico) le sienta genial y ¡vaya si lo dejó bien claro!
Hoy nos levantamos con un poco de resaca de Carmen Boza, tarareando sus canciones. Esperamos que no tarde en volver a bajar al sur.

Setlist: 
La Mansión de los Espejos
Culpa y Castigo
No me parezco
El Mayordomo
El ejército
Desconocidos
Restos de mi verano
Salpicadura
Disparate
Nana noir
Delirios y de éxtasis
Fin
Señales
Mi Do Menor
Fieras
Sin salida
Octubre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.