Por fin Málaga se pone el collar de macarrones. Prohibido enamorarse.

El pasado viernes, tras cuatro años desde la última visita de la banda a la ciudad, tuvimos la suerte de disfrutar del directo de Manos de topo. Durante la espera para el inicio del concierto, previsto para las 22:00 horas pero que dio comienzo más de media hora después, pudimos observar orgullosos (como un padre en la graduación de un hijo) como la cola para entrar a Sala Velvet empezaba a ocupar gran parte de la céntrica calle Comedias, algo que nos hizo pensar que el lugar se nos iba a quedar pequeño.
Una vez dentro y a pie de escenario, empezamos a presentir que la noche iba a ser memorable. Con todo el público en la sala y los topos recorriéndola, abriéndose paso desde la puerta hasta sus instrumentos, el concierto daba el pistoletazo de salida y ya se veían las sonrisas pícaras entre los asistentes de primera fila.
Fueron los primeros acordes de «Collar de macarrones», precisamente, los que rompían el silencio nervioso de los espectadores, tema con el que la banda presentaba su último trabajo y con la que los notamos un poco tímidos en este comienzo.
Roto el hielo, Miguel Ángel Blanca agarraba con firmeza su Gretsch, agachaba la cabeza hacia el micrófono y perdía la mirada lanzándola al infinito. Ahora sí, empieza la fiesta. Suena «Tragedia en el servicio de señoras» y el concierto empieza a animarse. Seguidamente, «Los fantasmas de tus agujeros» invaden cada rincón de la Velvet y coreamos a pleno pulmón, acompañando al grupo, lo que está a punto de convertirse en un nuevo himno: «Prohibido enamorarse»
Manos de Topo se metieron al público en el bolsillo tocando no sólo temas de su último disco «Los caminitos del deseo», sino temas de todos sus anteriores trabajos. El momento álgido de la noche llegó cuando, mientras Miguel Ángel finalizaba «Aeropuertos de segunda» con los últimos arpegios del tema, Alejandro Marzoa (teclados) miraba con gesto cómplice a Rafa de los Arcos (batería) y con un asentimiento de cabeza entre ambos daban la salida para que empezara a sonar «tus siete diferencias», la sala se vino arriba y ya fue imposible bajar de la nube. Lo mismo pasó unos cuantos temas después, cuando le llegó el turno al «pollo frito» y no pudimos dejar de balancear la cabeza de atrás hacia adelante mientras nos repetíamos una y otra vez «malvada, si… eres malvada…/ mentira, si… era mentira»

Avanzada la noche, y cuando aún teníamos ganas de más y más, los topos anunciaban el final del concierto sin necesidad de pausa («ooohh») y daban fin a la velada con el tema con el que se dieron a conocer: «Es feo» , seguido de la apoteosis final con «Lógico que salga mal» (paradojas de la vida, a mitad de canción al vocalista se le desenchufó el cable de la guitarra… si dices que se acaba el concierto, lógico que salga mal).
Ya acabado, los espectadores no conformes con la conclusión de espectáculo suplicaban una más, pidiendo a gritos que cantaran «Mentirosa», la gran olvidada del setlist. Esta vez no hubo suerte, y los barceloneses no sucumbieron al «otra, otra…» ,no obstante el sabor de boca que se nos quedó tras la hora y media de concierto no pudo ser mejor.
Un diez para los Manos de Topo. Fue una lástima que el sonido del metalófono a penas se oyera (algo que le costó más de una mala cara a Alejandro), ya que viene siendo el instrumento estrella en la mayoría de las canciones. En su lugar, mención especial a la línea de bajo de Edu (Eduardo Campos) que viene acompañando a la banda desde su gira con «Escapar con el anticiclón» y sobre todo a Sara Fontán al violín, ¡chapeau!, consiguió, con una pedalera más propia de una guitarra heavy que de un violín, que nos olvidáramos de la, no tan necesaria, guitarra solista y cayeramos rendidos a sus melodías.
Esperamos verlos pronto por aquí porque esta gira, a pesar de estar planteada para un público reducido (y que conste que nos encantan los conciertos íntimos y en familia), promete ser un éxito.
Para los curiosos, aquí dejamos el setlist del concierto:

Collar de macarrones
Tragedia en el servicio de señoras
Los fantasmas de tus agujeros
Ingeniería nupcial
La estatua de la libertad
Libros de autoayuda
Islas de luz
Aeropuertos de segunda
Tus siete diferencias
Animal de compañía
El cartero
Bragas bandera
Tus bombas del liceo
Maquillarse un antifaz
Morir de celos
Abríguense los solteros
El pollo frito
Mejor sin pijama
Es feo
Lógico que salga mal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.