El look de Aquaman siembra la polémica en internet, pero no ha sido el único.

La semana pasada las redes sociales echaban humo cuando el director de cine estadounidense Zack Snyder, dio a conocer el nuevo look de Aquaman.

Todos sabemos que el personaje creado por DC Comics, además de ser el rey de la Atlántida (aunque luego fue depuesto) y creador de la liga de la justicia es, ante todo, rubio con el pelo hacia atrás y sin barba. Pues bién, el actor que se encargará de hacer el papel de «Aquaman» en la película Batman vs. Superman: Dawn of Justice es el actor Jason Momoa (conocido principalmente por interpretar a Khal Drogo en Juego de Tronos) que es moreno con melena y con barba de varios meses. Ciertamente en el universo de los comics hay mil versiones pero sin lugar a dudas la mas emblemática es la de verde/naranja y pelo corto rubio que se llevó a la pequeña pantalla.

Pero no estamos ante un caso excepcional. Un rumor que ha surgido estos días es el posible cambio de etnia de Spiderman y no es un rumor cualquiera, ya que proviene de Jee Sneider, redactor de Badass Digest. Además el actual guionista de «Amazing Spiderman», Dan Slott, estaría completamente de acuerdo con este cambio y no entiende por qué la gente no lo compartiría.

Uno de los casos que más nos han llamado la atención en cuanto a la representación de un superhéroe en la gran o pequeña pantalla y el look original del cómic ha sido Catwoman.

En la mítica serie de televisión Batman y Robin empezó siendo rubia con un cuerpo sensual y escultural representado por la actriz June Newmar, en el cine Michelle Pfeiffer en Batman (El Regreso) era muy parecida. Luego volvía a ser representada por Halle Berry en una película (basura) en exclusiva para ella y por supuesto era negra. Ahora la nueva Catwoman será interpretada por Anne Hathaway en Batman (The Dark Knight Rises). Como todos sabemos Anne es castaña. Entonces, ¿En qué quedamos?.

Volviendo al tema de los cambios de look radicales como en el caso de Aquaman, hay casos que pasan desapercibidos y que en pantalla dan buenos resultados como es el caso de Magneto en X-Men. Nadie niega el actorazo que es Ian McKellen, pero físicamente lo único que comparte con el Magneto del cómic es el pelo blanco. El personaje de papel está muy fuerte físicamente además de ser más joven. Otro que hace un gran papel, es Tom Hiddleston interpretando a Loki, el malo malísimo del cómic de Marvel Thor, que únicamente coincide con el villano de papel en la cornamenta. Loki al igual que la mayoría de los nórdicos es rubio no moreno.

En otra categoría están los que se parezcan físicamente o no da igual. ¿Cómo se puede destrozar a superhéroes de cómic tan importantes haciendo penosas actuaciones? Que se lo pregunten a Ben Affleck en Daredevil, a Ryan Reynolds con Linterna Verde o a Jessica Alba con La Mujer Invisible.

Ahora parece que la tendencia es hacer películas más serias por parte de Warner y DC Comics dejando atrás las bromas sin gracia de Linterna Verde y siguiendo la rigurosidad de El Caballero Oscuro o las bromas con gracia de Marvel en Los Guardianes de la Galaxia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.