Hoy todos hablan de este vestido ¿de qué color lo ves tú?

El dilema está servido, esta mañana todos nuestros grupos de Whatsapp han explosionado ante el debate del color de este vestido. Hay quien lo ve azul y negro y hay otros que defienden que es blanco y dorado o naranja. ¿Tú cómo lo ves?

Algunas personas recogen que diversos científicos han asegurado que el color real del vestido es blanco y dorado y que los que lo ven azul y negro es porque han tenido algún suceso negativo o trauma en sus vidas, lo cual los hace ver colores más fríos debido a su estado de ánimo.

Nosotros hemos querido ir más allá y hemos utilizado Photoshop para conocer el color real del vestido. Primero hemos seleccionado el tono más claro y el Dios de la fotografía se ha decidido por el azul.

Luego, hemos analizado el segundo tono del vestido, el que vemos dorado, negro o naranja y Photoshop marca el color como un gris o marrón, pero dentro de la gama dorada o arena.

También, hemos encontrado una foto del vestido original y resulta que es azul y negro, Photoshop win. O al menos en uno de los tonos, aunque el otro puede explicarse, según nuestro compañero y fotógrafo Hank Chinaski que lo explica tal que así.

«Casi cualquiera acostumbrado a trabajar con fotografías dudo que entre en esa dinámica, el principal problema de esta fotografía es que los móviles aún no tienen demasiado conseguido los balances de blancos automáticos ni la respuesta a la luz que entra de forma menos perpendicular y tiende a crear reflejos y luces que en una réflex con un buen objetivo montado es fácil evitar.


El color que PS marca como dorado no es porque sea dorado en la realidad, la luz de la imagen (supongo que incandescente) tiende a crear una capa uniforme y semitransparente que tiñe todo de ese tono dorado. Esto combinado con el reflejo en el espejo de luz solar (en una tonalidad azul por naturaleza) tiende a que destaque aun más si cabe este efecto dorado de la luz artificial.
Por último, los reflejos de la luz en el tejido negro hace que ciertas partes se vean blancas y con la ya comentada influencia de la luz incandescente interior se convierta en dorada de igual modo que la pared de fondo probablemente fuese en tonos blancos o marfil pese a verse ocre, este mismo efecto se ve en los tonos de la pared de fondo y como en función del ángulo de la luz va variando desde el blanco al dorado.


No se trata más de una combinación curiosa de luces que han sido mal grabadas e interpretadas por el móvil y posteriormente por nuestra visión, que a su vez aumenta la ilusión óptica. Como ya dije, todos los que hemos trabajado con la luz hemos visto este tipo de efectos de forma habitual y en cierto modo podría decirse que lo tenemos normalizado, nadie ha descubierto nada nuevo con esto.»

Queda comprobado que los científicos de los que hablan en este «estudio» no son más que personas que se han colgado la medalla de investigadores súper dotados y que los científicos reales en este caso no existen, o al menos por ahora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.