TUYA y su concierto fin de gira en Madrid

El Rayo Verde es una casa de música DIY encargados de agrupar a un conjunto de bandas, todos colegas entre ellos, en los que hay establecida una especie de asociación para colaborar y difundir su música. En ocasiones organizan fiestas, para que los grupos vinculados presenten sus trabajos en directo. Una propuesta muy interesante para los tiempos que corren en que la cultura está algo desatendida.
El miércoles pasado fue una de ellas. En esta cita que tuvo lugar en la madrileña Moby Dick (dentro de la celebración de su 20 aniversario), actuaron tres de estas bandas: Owl Captain, Being Berber y Tuya.
«All my best» fue la canción con la que el grupo Tuya arrancó su actuación. Una barrera amplia entre el escenario y el público hizo que David T. Ginzo, el vocalista, animase a los asistentes a acercarse más a ellos, para así rellenar ese espacio desocupado y recibir el calor propio que necesita un grupo para poder darlo todo.
Los chicos tocaron cómodos y distendidos a pesar de algunos fallos del directo que no permitieron que perdieran el entusiasmo y las ganas de regalar música a su público, mayoritariamente amigos y familiares. Juan Diego Gosálvez además de dejarnos claro que quien marca el ritmo con sus imperativos baquetazos sobre la batería es él, también tuvo tiempo entre acordes de bromear con su gente, «la batería es mi patio de recreo y hago lo que me da la gana». 
Con un tema del anterior autoproducido EP (Subterfuge Records) se mostraron algo nostálgicos al recordar a sus anteriores compañeros de grupo. Un imperceptible Óscar G. Hinde, nuevo miembro de la banda al teclado, se hizo visible con sus virtuosas manos y sus esenciales notas. «Cake» la famosa y esperada canción fetiche del grupo se mostró tímida y reducida en el tiempo. Hubo momentos para tocar canciones antiguas, otras nuevas del disco que están preparando, hacer mención y explicar de que trata la asociación El Rayo Verde y estar muy agradecidos al público por haber llenado la sala.
Después de este concierto, sólo les queda Toledo y Ceuta en su fin de gira tras la que se pondrán a trabajar en el nuevo disco. Esperamos que la batería de Gosálvez aguante otra gira tan intensa como la que dejan atrás. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.