En la Sala Karma se han hartado

Anoche en medio de esta vorágine de tweets, contratweets, haters y lovers nos encontrábamos con la triste noticia de la reducción de programación por parte de la Sala Karma, sin duda una de las salas más representativas de la música en vivo en Pontevedra y de las más veteranas dentro del panorama gallego.

A continuación, compartimos con vosotros la carta de “despedida” que Karma ha colgado en su muro Facebook, una carta en la que explica el por qué de esta drástica decisión:

“Llevamos programado en lo que va de año unos 27 conciertos con los de esta semana, con mucha diferencia de estilos, pero he llegado a la conclusión que da igual el estilo, el día, el horario, lo que sea. No sabemos si es Pontevedra, si es Galicia o lo que es, pera cada vez viene menos gente a los concierto, sí, ayer presentamos el Galegote Rock en varios locales de nuestra ciudad, conciertos gratuitos, bandas increíbles ¿nos lo merecemos? E igual luego hasta hay Surfing the Lerez Festival, ahora mismo no lo deberíamos hacer, creo que la gente de aquí no se lo merece, es un duro trabajo de un gran grupo humano y que por encima se ríen de nosotros “¡¡¡menudo éxito!!! ¡¡¡cuánta gente!!! ¿Tienes hielo para enfriar la bebida que traje?” serás sinvergüenza ¡esto es gratis! ¡12 bandas y no pagas ni un duro por verlas y por encima nos pides hielo! ¡Así muchos!


Hay muchos que dicen que hay crisis, que las entradas son caras, que los festivales están a la vuelta de las esquina, claro, vamos a ver a los mismos de siempre, no queremos ofender a ningún grupo, ojalá les dure mucho esto, pero vamos, te vas al levante entre julio y agosto y ver a los mismos grupos hasta 4 veces.


Defendemos que en Pontevedra hay una buena cantera de bandas pero ¿a cuántos conciertos van? Los que estamos en esto deberíamos asistir a más concierto y dejar de “es que esta banda no me mola, que su estilo es un coñazo…” ¡pero si hemos traído bandas de tu estilo y ni has aparecido! “No puedo ir al concierto que tengo una cena y es que es muy temprano” claro, vamos a hacer los conciertos a las 2 de la mañana y si tal ¡¡¡tráete el botellón!!! Es que esto es otra ¡los botellódromos! ¡la nueva moda! Así nos luce el pelo…


Pues nada, ya lo anunciamos hace un tiempo que dejaríamos de programas, lo hemos intentado otroa vez, no hemos conseguido que vengáis, no lo haremos del todo pero a partir de septiembre solo haremos los conciertos de Son Estrella Galicia y lo que quieran alquilar la sala para conciertos no para fiestas de barra libre! Y los círcuitos en los que estamos, pero desde luego no volveremos a traer a grandes como Jose Domingo, El Columpio Asesiano, Jero Romero, The Dodos, La Bien Querida, Is Tropical, Arizona Baby, Natos y Waor, Christina Rosenvinge, boo Boo Davis, The Dustaphonics y un largo etc y etc.


pd.: No nos importa lo que pueda opinar la gente de este escrito, es una realidad que ocurre en muchas salas y simplemente queremos que la gente se entere.


Y viva el BUEN KARMA.”

Acostumbrados a leer (o a escuchar) la versión del músico, viviendo la versión de espectador (y es que es cierto que quizás con los precios marcados no podemos permitirnos asistir a un concierto todas las semanas), hoy nos encontramos con el tercer lado del triángulo: el promotor.

Está claro que en esta época la cultura no se valora, es cierto que la cosa está complicada para todo el mundo, que duele gastarse el poco dinero que tenemos en entradas de conciertos y que posiblemente lo público no se valore como es debido (e incluso la educación o la sanidad también) generándose así un círculo vicioso en el que yo no voy, al promotor no lo sale rentable programar y así la banda se queda sin tocar… la pescadilla que se muerde la cola y que acaba con la cultura musical en este taciturno país y más concretamente en una ciudad como Pontevedra.

Quizás al leer detenidamente la nota de Sala Karma lo más duro es pensar que sí, que tienen razón pero que muy posiblemente Pablo Alboran o Leiva llenaran en próximas fechas al Pazo da Cultura de Pontevedra mientras que Vinila von Bismarck tan solo fue capaz de congregar a un centenar de personas en Karma ¿Dónde está el problema?

Desde Hipsterian Circus tan solo desearle ánimo a Sala Karma y agradecerles el trato dispensado.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votes, average: 3,00 out of 5)
Cargando…

One comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *