Amanecer bailando con 4every1

4every1Acudimos a la segunda edición del 4every1 con la intriga del cambio de ubicación y de recinto, que este año se situaba en la localidad de El Álamo (Madrid), alrededor de 30 km de la capital, y que albergó a más de 24.000 personas.

El recinto contaba con varias atracciones en su interior, como si de un parque temático se tratara, a parte de los 4 escenarios de los que pudimos disfrutar. Esto le daba un ambiente diferente, muy cercano a festivales internacionales como Tomorrowland o festivales nacionales ya consagrados como el Dreambeach.

El suelo era de césped, evitando que se levantara polvo de un terreno inicialmente seco y arenoso, pero a medida que pasaba el festival iba desapareciendo por la erosión de los miles de asistentes que bailaban sin parar desde las 18 de la tarde el sábado hasta las 12 de la mañana del domingo.

Las zonas VIP estaban muy bien equipadas, con un ambiente Premium a base de decoración ibicenca, con sofás, sobrillas, cojines, etc. pero no solo cuidaron la imagen a base de reservados glamurosos, la puesta en escena del festival, con pirotecnia incluida, fue un punto positivo por parte de la organización, que cada cierto tiempo y en diversos sets acordes con el compás de la música lanzaban fuegos artificiales haciendo las delicias de los asistentes. Todo ello combinado por un juego de luces muy variado, creando un ambiente festivo inigualable.

En cuanto al sonido, una de las partes fundamentales en un festival, era de gran calidad, aunque quizás estuviera un poco alto el volumen. A pesar de la cercanía de los escenarios, la arquitectura sonora estaba muy bien ejecutada, ya que apenas se solapaban los sonidos de una área a otra. Otro punto positivo al que se suma un seguimiento exhaustivo de los horarios, sin retraso y sin modificaciones más allá de la baja de Oscar Mulero a un día del festival, pero sustituido por el gran Christian Wunsch.

Los accesos del recinto eran rápidos y controlados, sin apenas esperas en las horas punta del festival con la apertura de nuevas puertas de acceso para agilizar el flujo de gente.

Hay que destacar negativamente lo altos precios de las consumiciones, no obstante, por 10 euros podías tomarte un combinado en un vaso ancho y resistente, que se agradecía. Uno de los puntos fuertes a mejorar junto con la ubicación de los parkings oficiales de la organización, los cuales se situaban a casi 2 km de distancia del recinto y estaban comunicados por autobuses, que por problemas de vandalismo, decidieron suprimir a mitad del evento dejando a miles de asistentes sin un servicio alternativo.

4ever1 festival 2015

En cuanto a las actuaciones, artistas de primer nivel y de todos los estilos. Muy complicado asistir a todas y cada una de las actuaciones, 18 horas en la que más de 60 artistas pinchaban en 4 áreas. Más allá de los cabezas de cartel como Luciano o Dimitri Vegas & Like Mike, estos últimos metiéndose al público en el bolsillo tras desplegar una bandera de España agradeciendo a la gente su participación activa a lo largo del set, destacaron los artistas de cierre en cada uno de los escenarios, así como Don Diablo en la White Area con un toque diferente a modo de Future House que dejó impresionado a los asistentes.

Un Amanecer Bailando que muchos no olvidaran y que esperaramos con ansias, y con mejoras, el año que viene.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.