Nueva polémica made in Gandía y Sansan Festival 2016

sansan festival 2016

Todo empezó el 19 de este mes en el lugar donde empiezan todas las cosas buenas Facebook. A plena hora del almuerzo el San San Festival 2016 aviva la pelea con el Ayuntamiento de Gandía con una publicación mencionando una encuesta online en la portada de Saforguía, en la que se preguntaba a los lectores si creían que el festival debía ser subvencionado y con la que pedían el apoyo en la encuesta. El texto en cuestión es este y venía con foto incluida (un poco mas abajo las cosas cambian en la encuesta).

12096180_443301692537268_3584818661672301205_n

Hola sanseritos,
www.saforguia.com ha sacado una encuesta en su portada…

La pregunta es directa y concisa…debería haber subvencionado el Ayuntamiento de Gandia al Sansan Festival . Nosotros solicitamos una deuda que tiene el Ayuntamiento con nosotros de 150.000 euros a pagar en 3 años y tener una subvención en 2016 de 150.000 euros. Estas ayudas pueden solicitarlas a Diputación, no hace ni falta que lo cubra el Ayuntamiento.

Está demostrado que estos eventos tienen un gran impacto económico y de imagen en la región, devolviendo con creces en impuestos la aportación.
http://www.lavanguardia.com/…/los-festivales-de-musica-de-c…
Para que tengáis constancia de otros eventos en España, el apoyo que reciben de la administración:

BBK LIVE (1´4 millones de euros)
SONAR (780.000 euros)
ARENAL SOUND (150.000 euros)
SOS MURCIA (301.290 euros)

Por su lado, el pleno del Patronato Provincial de Turismo ha aprobado un expediente de contratación para patrocinar los grandes festivales de la provincia de Castellón por importe total de 400.000 euros.

Nos echáis una manita???

No vamos a entrar en valoración de lo que pensamos de esto o la comparativa con los otros festivales. La cuestión es que la cosa se les empezó a poner en contra y la respuesta de los sanseritos no fue la que esperaban, de hecho fueron más los enemigos del festival que entraron a la encuesta que los amigos del mismo. El punto de vista opuesto al festival tomaba fuerza en las encuestas y es que el San San Festival tiene a varios en contra.

sansan festival 2016

Por un lado, hay un frente que simplemente está en contra del festival por motivos varios, opiniones personales y malas experiencias vividas en él. Por otro, los que desde el punto de vista del libre mercado creen que deben ganarse ellos el dinero sin intervencionismo del estado, y por último, se encuentran los que piensan que el festival no merece una subvención para seguir haciéndose, ya que simplemente no lo consideran una buena inversión. El caso es que con el tiempo la misma encuesta que ellos querían usar para presionar de alguna forma  se les ha puesto en contra, casi empatando el «sí» y el «no».

Sin títuloPara completar, hoy nos llegó el último comunicado oficial del festival volviendo a cargar en contra del Ayuntamiento. Entiendo que pueda ser un palo pero no creo que las comparativas con otros festivales tenga cabida, ya que ni los programas de ayudas a los que puedan estar sujetos, ni su impacto en varios ámbitos, ni el presupuesto de sus ayuntamientos son los mismos. De igual modo, yo soy partidario de la creación de una industria cultural independiente del estado, fuerte y autosuficiente. Entiendo que la cultura puede subvencionarse de muchas formas y la más idónea para mí no es subvencionar proyectos privados de tal magnitud y presupuesto. Quizá no este mal del todo lo de diversificar, crear locales de ensayos, crear circuito de salas y conciertos y una industria cultural real y ajena a los monopolios de eventos anuales y en pocas manos. Por la parte del turismo, Gandía está en el mapa desde Gandía Shore por mucho que nos pese. Todo depende de la imagen que el Ayuntamiento quiera exportar pero el público del festival tampoco da el target objetivo de las campañas de turismo (y de serlo, no creo que los quieran captar para hacer botellón y abarrotar el Mercadona).

En estos últimos años nos han salido festivales de debajo de las piedras y la competencia es más dura que nunca, mantenerse año tras año es un auténtico reto y cada año cae algún evento. Debería haberme informado más sobre las cuentas para poder dar una opinión más fundamentada pero lo que no parece generar demasiadas dudas es que no se debe subvencionar un evento de unos promotores privados para mantener un negocio y un modelo de negocio fallido interviniendo así en la industria y desfavoreciendo a otros competidores que están haciéndolo mejor. No olvidéiss que los festivales son un negocio y compiten entre sí por público, artistas, patrocinios, etc.

Ahora seamos positivos y esperemos que esto haya servido para que el año que viene el festival tenga un recinto que llegue a la altura de lo que pretende ser, un recinto con buen acceso, zona de acampada a una distancia asequible, buenas conexiones y demás. Si algo tengo claro es que el mayor lastre del San San Festival era su recinto y ubicación, así que fuera como fuese, el público sale ganando.

3 comentarios

  1. Después se llevan el dinero calentito los 5 de turno, cuando el festival lo que se merece es desaparecer del mapa si no es rentable, que otros si lo son.

  2. Hay que fomentar la cultura pero totalmente de acuerdo en que hay muchas formas mejores. El festival es un caos, super mal montado… si se quiere dar buena imagen de Gandía no tiene sentido seguir vendiendo ese turismo de borrachera.

  3. Veniros una temporadita a vivir a Benicásim o «Benifornia» como yo la llamo y os daréis cuenta de que el lejano oeste nunca estuvo tsn lejos. Como botón y muestra baste mencionar que cuando atetrizan aquí los fiberos el ayuntamiento deposita pastillas de cloro a cascoporro en las fuentes ornamentales porque se convierten en los jacuzzis oficiales de los susodichos. Por no hablar de que lis parques en los que de ordinario juegan y crecen nuestros hijos dejan de estar operativos para pasar a convertirse en zonas de acampada y esparcimiento improvisadas. A mayor abundamiento, los portales se convierten en urinarios y entonces es cuando me río yo de los farsantes que lisonjean la infraestructura de Benicásim en lo que recinto de festivales atañe, pues he trabajado allí dentro y los baños son verdaderas letrinas de campos de exterminio nazi, al igual que los de las zonas de acampada. El hombre es el lobo del hombre, rezó Hobbes, y nadie mejor que un festival para presenciar la destrucción del ser humano a todos los niveles en su máximo exponente. Pero no todo es malo. Las duchas de la playa hacen las delicias de aquellos que encuentran su solaz en el voyeurismo. En fin, no sigo porque me tacharéis de hediondo y carcamal pero no puedo estar más en contra de la cultura del festival de música, aun asumiendo que soy un joven diletante que amo el rock por encima de todas las cosas. Sin duda las pérdidas son mayores que los beneficios, y di no que se lo pregunten a Susana Marqués, que de nuevo ha sido imputada por repartise un millón de euros con sus sibilinos acólitos en concepto de indemnización por un proyecto de gestión infructuosa de la piscina de Benicásim por parte de la empresa concesionaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.