¿Se está agotando la moda folk?

A mediados de los dosmiles se produjo un resurgimiento del folk, no sabemos si porque las generaciones que empezaban a hacer música en esos momentos estaban tan lejos de las anteriores oleadas que les resultaba exótico o porque todo viene y va. Sea como sea, lo que está claro es que el panorama empezó a inundarse de banjos, violines, contrabajos y gente descalza.

Y es que hubo una época en la que todo el mundo metía banjo en sus discos, hasta Gary Barlow. Esto demostraba una moda que salpicaba a todos, trascendiendo el indismo para llegar hasta X Factor. El folk se convirtió en una moda no solo a nivel musical, sino también en cuento a estética. El mundo empezó a llenarse de “barbacas, tirantes y chicos que subían al escenario con la camiseta interior de su abuelo al más puro estilo chanquete.

Este resurgir folk tuvo uno de sus epicentros en Londres, donde músicos y bandas  como Noah & The Whale, Laura Marling, Mumford and Sons o Johnny Flynn empezaron a tomar peso, un peso que llevó a algunos de ellos a encabezar festivales por todo el mundo.

Por otra parte, en América el folk siempre ha estado ahí, pero quizás el hecho de que en Europa estallase esa moda hizo que nos llegasen los ecos de bandas como Old Crow Medicine Show, Edward Sharpe and the Magnetic Zeros, The Avett Brothers, Iron & Wine o Fleet Foxes.

Johnny-Flynn-006

Lo que me pregunto llegados a este punto es si esta oleada folk es una moda que se está agotando o por el contrario ha venido para quedarse o reconvertirse.

La moda parece que está llegando a su fin si tenemos en cuenta los virajes de bandas como Mumford & Sons, quienes en su tercer disco «Wilder Mind« cambiaron acústicas, banjo y contrabajo por bajo y guitarras eléctricas, un sonido orgánico y directo por una mayor producción. En esta misma línea parecen ir Bear’s Den con su nuevo trabajo «Red Earth & Pouring Rain«. Según anunció la banda hace unos días han grabado banjos y sintetizadores. ¿Se estará evolucionando de manera generalizada hacía una especie de folk psicodélico? ¿Se están alejando estas banda de la tierra, los “openfields y los graneros? No olvidemos que son los mismos que ensalzaban las formas de girar y vivir pasadas y apegadas a la tierra, mediante giras como Railroad Revival Tour o Austin to Boston.

Algunas bandas han experimentado cambios más sutiles, es el caso de Of Monster & Men quienes con Beneath the Skinse quitaron las vestiduras “folky de su primer disco para mostrarnos que llevan algo más debajo de la piel.

Hubo músicos que se vieron favorecidos por la moda que impregnaba el ambiente, lo que les llevó en poco tiempo a codearse en festivales con los más grandes del cartel. Es el caso de Ben Howard o Jake Bugg, ambos empezaron con un primer disco de marcado carácter folk y evolucionaron en su segundo disco hacia otros sonidos.

bon_iver

El cambio de Ben Howard de «Every Kingdom« a «I Forget Where We Were« es suave y podríamos equipararlo al de Of Monster & Men. En cambio, entre «Jake Bugg« y «Shangri La« hay apenas un año de diferencia y una gran evolución que sorprendió gratamente a todos, en su día. El chaval, apenas mayor de edad pasó del folk al rock sin perder su identidad. La locura ha sido el segundo adelanto de su tercer disco «Gimme the Love«, de nuevo nos topamos con los sintetizadores ¿Estaremos ante un patrón?

Otro caso destacable es el de Bon Iver que pasó de componer su primer disco «For Emma, Forever Ago«, con una guitarra en una cabaña en medio de la nada, a encerrarse en un estudio rodeado de músicos a experimentar para crear «Bon Iver, Bon Iver«, un segundo álbum con un nuevo sonido mucho más complejo.

Esto nos lleva a pensar si el folk no es, en algunos casos, una vía para hacer un primer disco por lo básico del formato. En nuestro país tenemos algunos ejemplos de ello en «Start Restart Undo« de Anni B Sweet o «I Love Your Glasses» de Russian Red, ambas abandonaron el sonido folk en siguientes trabajos. Y es que como Jacobo Serra bien dice, el folk está muy bien para empezar. Aun así, Jacobo lleva dos EP’s y un disco y por el momento no lo ha abandonado del todo. Será que España en esto, como en todo, va detrás de la tendencia generalizada.

Venga, hablemos de España, porque aquí también tenemos de todo, por ello es muy necesario separar el trigo de la paja.  Aquí tenemos bandas honestas como Arizona Baby que aun representando el espíritu acústico por excelencia, han sacado los pies del tiesto en «Secret Fires» añadiendo bajo y teclados. ¿Agotamiento de la moda folk? En este caso no lo creo, es más una evolución necesaria sin apartarse en absoluto de su esencia.

También hay gente como el artista anteriormente conocido como Albertucho, reconvertido a “folky como Capitán Cobarde. Y es que se ve que hacer folk cantando con voz de rock urbano es una tendencia en nuestro país, no hay más que ver a La M.O.D.A, aunque estos están en una posición con una trayectoria actual más ventajosa, todo hay que decirlo.

fleet_foxes

Además, en España también tenemos bandas que han huido del banjo como alma que lleva el diablo, entre ‘Hatem Prayer Team’ del primer disco de Hola a Todo el Mundo y ‘Bright As Gold’ del reciente «Away» hay un abismo, el abismo que separa un granero con banderines de las pistas de baile para modernos.

Muchos se rasgan las vestiduras al ver el cambio de algunas de la bandas mencionadas, pero tranquilos, si el mundo no se acabo en Newport cuando Dylan cambió la acústica por la eléctrica no se va a acabar aquí.

Quizás la moda como tal se esté agotando y en pocos años dejemos de ver en las calles barbas, camisas de cuadro y vestidos florales. Quizás bandas como The Lumineers dejen de sonar en los anuncios de la tele acompañando puestas de sol campestres y flores en el pelo. Lo que está claro, es que la música folk nunca se irá del todo, estará ahí no como una moda, sino como una música necesaria. Es más, Fleet Foxes han dicho que vuelven, ahí lo dejo. 

Artículo original de Lourdes M. para Hipsterian Circus.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.