5 años y 1 semana, demasiado tiempo sin Quique

5 años y 1 semana. Podría ser el título de algún disco (Dorian, tomad nota) pero no, no se trata de ningún título, es algo mucho más básico, es el tiempo que ha transcurrido desde la última vez que había asistido a un concierto de madrileño. En estos cinco años muchas cosas han cambiado, no solo para mí, sino en Quique González y su música: quizás uno de los cambios más evidentes sea su nueva banda, Los Detectives, una banda de lujo que acompaña al madrileño en los conciertos de presentación de «Me Matas si me Necesitas«, su undécimo trabajo.

Pasados unos minutos de las 22.00 horas, las luces del Teatro AFundación de Vigo se apagaban, las farolas del escenario comienzan a encenderse mientras Quique González y los Detectives toman posiciones sobre el escenario. Sonrisa. Comienza el show de la mano de ‘Detectives‘, un concierto estructurado en tres secciones: una primera en la que encontraremos los cinco primeros temas de «Me Matas si me Necesitas» desarrollados de la misma manera en la que nos los podemos encontrar en el álbum, es decir, la ya mencionado ‘Detectives‘, ‘Se Estrechan en el Corazón‘ (un tema que crece con respecto al disco gracias, entre otras cosas, a los fantásticos arreglos de David Chuches y su acordeón), ‘Sangre en el Marcador‘, ‘Charo‘ y ‘Cerdenya‘.

Quique Gonzalez 01Tras este primer bloque, Quique anunció al teatro que el segundo bloque del concierto estaría compuesto por temas que seguían el estilo de su último trabajo fue así cuando regresamos al ring de la mano de ‘Kid Chocolate‘, transitamos ‘Por Caminos Estrechos‘, nos preguntamos ‘¿Dónde está el Dinero?‘ y terminamos con ‘Tenía que Decírtelo‘. Siguiendo con las metáforas pugilísticas podríamos decir que el segundo asalto llegaba a su fin y aunque no estábamos completamente noqueados ya comenzamos a sufrir los envites de la noche.

Pero fue en el tercer asalto cuando caímos a la lona. Como no podía ser de otra manera, Quique González domina el tempo del concierto -o del combate- a la perfección y para este tercer asaltó se guardaba su golpe más importante «Salitre 48«, del que se cumplían 15 años de su edición hace apenas unos días. Nos encontramos de nuevo ante ‘Tarde de Perros‘, ‘La Ciudad del Viento‘ y ‘Salitre‘, que se convirtió en la antesala de uno de los momento más especiales del concierto: cuando la banda abandonó el escenario y Quique González se quedó mano a mano con Edu Ortega para interpretar ‘En el Disparadero‘ en una versión íntima y especial en la que únicamente contaron con guitarra y violín. Llegó el momento de las confesiones y Quique lo dejó claro, él ha escrito y grabado ‘De Haberlo Sabido‘ pero considera que ese tema es para una voz femenina, fue entonces cuando Nina, cantante de la banda Morgan con la que minutos antes había compartido ‘Charo‘, hizo presencia en el escenario para Quique y Edu pasar a un segundo plano y convertirse ella en el centro de los miradas. Con ‘Polvo en el Aire‘ terminamos este asalto.

Quique Gonzalez 02Sabedores que el combate ya estaba en manos del madrileño nos dejamos llevar hacía la segunda parte de «Me Matas si me Necesitas«. De nuevo, tema a tema fuimos desgranando el último trabajo del madrileño e incluso hubo tiempo para dedicatorias como la de ‘Orquídeas‘ a Ricky Falkner quien se encontraba en las filas traseras de la platea. Un concierto que llegaba a su fin con, personalmente, la mejor canción del álbum ‘La Casa de mis Padres‘: un torrente de sentimientos y sensaciones con el que Quique González y los Detectives abandonaban el escenario por primera vez.

No hubo que esperar demasiado para que la banda ocupase de nuevo su lugar y la música sonase en forma de ‘Pequeño Rock’n’Roll‘, una de esas joyas que nunca valoraremos los suficiente, pero la sorpresa llegaría en el siguiente tema. Tras años sin sonar, por primera vez entraba en el set-list de un concierto de «Me Matas si me Necesitas» (el del viernes era el decimoséptimo concretamente) ‘Y los Conserjes de Noche‘, un tema que aparecía en «Personal«, uno de los primeros trabajos del madrileño. Poco a poco el concierto llegaba a su fin, solo dos temas nos distaban del final al que los allí presentes no queríamos llegar, los escogidos fueron ‘Su Día Libre‘ y ‘Avería y Redención‘ con la que todos gritamos aquello de «…400 gramos de insatisfacción…«.

Sí, las luces se encendían pero nosotros no nos queríamos ir, Quique González y los Detectives agradecieron el gesto volviendo con una segunda tanda de bises. Una bola extra que comenzaba con ‘Clase Media‘, canción descartada del disco pero que la banda sigue haciendo en directo. Para proseguir con ‘Kamikazes Enamorados‘ que muchos pensaron que sería el fin de fiesta pero no, el broche sería otro: ‘Dallas-Memphis‘, que terminaba entre aplausos y gritos exultantes. Así, cuando pasaba casi una hora de la media noche, Quique González y los Detectives se despedían de un público que abandonaba la sala con una sonrisa mientras comentaba aquella canción, como sonaba aquel violín o donde tomarían la primera cerveza de la noche, un público que abandonaba feliz el Teatro Afundación y ya sabéis: la felicidad es impagable ¡Larga vida al rock’n’roll!

Quique Gonzalez 03

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.