Brindemos con Eladio y los Seres Queridos

Galicia es una tierra con una idiosincrasia única. Muchos pensareis que esto es una forma de hablar y que vuestra tierra o región es similar. Pero como gallego que ha residido más allá de la Cordillera Cantábrica, os puedo asegurar que, aunque encontremos puntos comunes, esta región es diferente.

Nos gusta comer bien. A todo el mundo le gusta comer bien, de eso no hay duda, pero nosotros alejándonos de la dieta mediterránea saltamos entre pescados, mariscos y carne (con denominación de origen propia). Nos gusta beber. Sí, ahora hablareis de los vinos de Castilla, de la Rioja o de Jerez, pero nada que ver con el Albariño ¡y mucho menos con el licorcafé! Esa bebida que puede convertir al licor de hierbas más de moda en un simple chupito de agua del grifo. En Galicia tenemos las Rías. Las Altas y las Baixas, como si tener solo unas fuese moco de pavo, y en ellas radica el paraíso. Algunos dicen que son las Illas Cíes, otros Finisterra… Vamos que está aquí, solo que como dicen que somos indecisos os dejamos decidir a vosotros.

Además por si esto fuese poco contamos con una cultura ancestral: castrexos, libre-pensadores, literatos e incluso algún infame político hemos enviado más allá de nuestras fronteras. Porque sí, allá donde fueres encontrarás un gallego. Una cultura que actualmente, a pesar del maltrato de la administración a la misma (cosa que sucede en todo el territorio no solo en esta esquina del mundo), está en un estado de forma fantástico. Xoel López, Novedades Carminha, Agoraphobia, Triángulo de Amor Bizarro, Best Boy, portAmérica, Sinsal, Cultura Quente, Iván Ferreiro, Killer Barbies… Somos afortunados, tan afortunados que podemos asistir a pequeño-grandes conciertos como el que Eladio y los Seres Queridos ofrecieron el pasado jueves en la terraza de las Bodegas Martín Códax (¿alguna duda sobre la vertiente gastronómica de todas y cada una de nuestras fiestas?) en plenas Fiestas del Albariño dentro de los que se viene a denominar Os Xoves de Códax de los que ya os hemos dado buena cuenta en su momento.

Así, a las 20.30 horas, recorríamos la pasarela que nos llevaba a la terraza de las Bodegas Martín Códax donde éramos agasajados con una copa de Albariño mientras esperábamos que la banda tomase el escenario y disfrutábamos de las espectaculares vistas desde las que divisábamos Cambados y la Ría y veíamos como poco a poco el sol comenzaba a caer.

Eladio 01

Ante un público de lo más heterogéneo sonaba ‘Santos Inocentes‘. Así comenzaba un concierto en el que la banda de Vigo repasó su último trabajo «Orden Invisible» pero en el que también hubo tiempo para pasear por sus álbumes anteriores: «Están Ustedes Unidos» y «Esto que Tienes Delante«, del que sonó una versión en gallego del tema ‘No Quiero Perderte‘ convertido, evidentemente, en ‘Non Quero Perderte‘.

Eladio 02

La llegada del crepúsculo trajo consigo dos de los momentos más emotivos de la tarde. El primero la felicitación de cumpleaños, con canción incluida, a Marcos Vázquez. Para posteriormente sonar ‘El Tiempo Futuro‘ y cantar aquello de ‘… aquí nunca nieva, aquí solo llueve…‘ en una esplendida tarde de agosto en la que cultura y gastronomía se daban la mano.

Eladio y los Seres Queridos están más en forma que nunca. Lo demostraron en el pasado portAmérica, lo demostraron en la terraza de las Bodegas Martín Códax y lo hacen cada vez que se suben a un escenario. ¿Alguien puede decir lo contrario?

Os dejamos con un video cortesía de los amigos de Martín Códax, a los que además del video, el vino de bienvenida y la total disponibilidad queremos agradecerle el apoyo a la cultura con iniciativas como Os Xoves de Códax.

Hoy, más que nunca, ¡salud!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.