La diversidad funciona en el CromaDay Festival

Nos enfrentábamos a esta edición del CromaDay Festival con muchísimas ganas. Cuando ocurrió el accidente de Supersubmarina pensamos lo peor, como que la organización decidiera suspender el festival. Sin embargo, eso no sucedió y por respeto al resto de artistas el festival tuvo lugar, buscándose una solución a dicho imprevisto con la confirmación de Carlos Sadness a pocos días de dar comienzo.

Llegábamos con un día soleado y aunque de vez en cuando el cielo se nublaba un poquito, no había duda de que pasaríamos un gran día en Albacete, una ciudad que está siendo pionera en Castilla-La Mancha respecto a festivales y conciertos se refiere.

La Caseta De Los Jardinillos abría sus puertas a las 14:00h, puntualidad que iría repitiéndose durante el resto de conciertos y Djs, y al entrar nos encontrábamos con el escenario de fondo y con el puesto de camisetas Mavericks. Al lado se encontraba el Fotomatón La Mirilla, dispuesto a acoger a todas las personas que quisieran inmortalizar su estancia en el festival. El Croma Bar estaba ya disponible para pedirse la primera cervecita del día y aprovechar el 2×1 que había hasta las 15:00h, pudiéndola acompañar con una paella y/o bocadillos que el bar La Leche Militina ofrecía al final de la barra.

Clacowsky (2)

Los primeros valientes en subirse al escenario fueron Clacowsky (lo de valientes os lo podéis imaginar por la hora que era), una propuesta escénica formada por un violonchelo, una caja, dos guitarras y cinco sujetos. ¿Con qué van a sorprendernos? Veamos a ver si puedo explicarlo: su estilo lo podemos calificar como de bizarro, donde los tonos musicales clásicos que puede ofrecer el violonchelo se entremezclan con la psicodelia de sus guitarras y los poemas a grito pelao de su cabecilla David Sarrión (también conocido como Henry Clacowsky). David aprovecha esta faceta poética para darle melodía a sus letras (las últimas las podéis encontrar en su último poemario, «Breve teoría del desastre»). Un aperitivo breve de apenas media hora que fue un comienzo magnífico, una propuesta de lo más insólita que puedas esperar encontrarte en un festival.

Tras ellos vendría el primer Dj a pinchar, La Résistance, y esta sucesión de grupo-Dj se repetiría hasta el cierre, excepto en la sucesión a este artista. En el tema de Djs, personalmente, no soy experta, pero tengo que decir que los remixes de EDM que Fran se marcó fueron de los más bailables. Tal vez fuese el Dj que más disonaría con el resto, pero eso no fue problema para que las caderas se nos fueran solas ante su música. Es más, sus mezclas han sonado recientemente en varios festivales: Arenal Sound y Festival De Los Sentidos, por ejemplo.

La comida se nos estaba haciendo llevadera con estos ritmos. Dj Trombo continuaría haciéndolo así, pero en esta ocasión de una manera más diversa. Desde Queen con ‘Under Pressure’ hasta Ellos con ‘Lo Dejas O Lo Tomas’, pasando por la BSO de Star Wars. A esto nos referíamos con la disonancia anteriormente, ya que con Trombo pudimos bailar la ‘Tormenta De Arena’ de Dorian y algún tema de Supersubmarina. Este gesto se repetiría con el resto de artistas, pero vamos uno a uno.

The-Niftys-(2)Bajo el aterrador sol de las 18:30h se ponían sobre el escenario The Niftys. Si no les conoces es un terrible error que estás cometiendo. Su talento es abrumador, como lo es el vozarrón que desprende su vocalista, Anita. Hasta el momento el público había estado tímidamente sobre la pista de baile (vamos a llamarlo así a pesar de que fuera cemento pintado de verde), y fue con los albaceteños cuando pudimos ver más cuerpos próximos al escenario. ‘Rockabilly Fever’ ‘Johnny Got A Boom Boom’ es pura energía y potencia. Todas las canciones en definitiva encajan en esa descripción, sinceramente.

Esta energía y potencia se resguarda tras el rockabilly que crean con sus melodías y formas de interpretarlas. Es por ello que recientemente se hicieron con el primer premio del Concurso Internacional Music Crowd Challenge, un premio que sabe a gloria ya que tendrán la oportunidad de grabar su primer trabajo discográfico en los próximos meses. Con ‘Going Down’ nos terminaron de convencer para no perderles la pista en estos nuevos caminos que se les abren.

Turno de un break para refrescarse tras el baile desplegado anteriormente. Así pues era Ferdinand Dj quien se encargaba de hacernos vibrar esta vez. El remix de ‘No Gires’ de Varry Brava no sería la única vez que lo bailaríamos esa tarde, al igual que I Follow Rivers’ de Lykke Li, tema que reconocerás si has visto la película «La Vie d’Adèle». Fer lleva un largo recorrido por las diferentes salas de música del país. Natural de Villarobledo va abriéndose paso en el mundo de los platos de mezclas. Deluxe, The Beatles y Vetusta Morla también pasaron por sus manos, haciendo los remixes más bailables antes de dar paso al siguiente grupo.

Julieta-21Serían 45 minutos los que estaríamos disfrutando de Julieta 21, y nos parecieron pocos. Los primeros acordes de ‘Algo Que Sirva Como Luz’ se hacían eco en el recinto donde nos encontrábamos. Los buenos deseos hacia el grupo que manifestaba José, vocalista del grupo, se mezclaban con los aplausos del público. Tras esto sonaba ‘Antiestática’ con su pegadiza melodía que coreamosy podemos encontrar en su último EP, «Coleccionando Víctimas». Estas últimas nuevas canciones están sonando muy bien, y no es para menos con la banda que arropa a su vocalista: Rubén Tajuelo a la guitarra, Simón Cordero a la batería y Héctor Navío al bajo.

Y a pesar de la escasez de tiempo que pudimos disfrutar de ellos, no sólo fueron sus últimas canciones de las que disfrutamos; ‘Ni Tú Ni Yo’ de su pasado disco «Equilibrio» también nos sacó a bailar. Es más, José se dirigió hacia el público que más rezagado estaba (estar más rezagado significa estar en la barra del Croma Bar) animándoles a traerse lo que estuvieran bebiendo y acercarlo al escenario. Y surgió efecto, la gente se dispuso a hacer caso a este simpático cantante que en todo momento hacía al público partícipe de su espectáculo. Así sucedió cuando en la siguiente canción pidió al público que le ayudará en el estribillo con «… me están buscando». Un buen rollo que se mantuvo hasta su despedida del escenario.

Era el turno para la primera parte de la sesión de Second Djs, la segunda parte vendría con el closing special set. Cuando les vi prepararse en el escenario me dio la sensación de que andaban algo perdidos o aturdidos, no sabría elegir, y que poco a poco fueron cogiendo ritmo. Y eso no tardó en llegar ya que con ‘Should I Stay or Should I Go?’ de la banda de punk The Clash hizo al público despertar. ¿He dicho ya que I Follow Rivers’ de Lykke Li sonó en todos los Djs? Pues lo digo ahora.

‘La Revolución Sexual’ de La Casa Azul sería el último empujón que el más tímido necesitaría para salir a bailar con el resto. De hecho vimos a un pequeño grupo imitando el baile del videoclip, aunque a esas horas que las cosas salieran bien era poco probable (recordad que desde las 14:30h llevábamos allí metidos). Si a esto le sumas otro clasicazo de los remix como es ‘Kids’ de MGMT, el colofón final lo tienes asegurado. El último tema de esta primera intervención fue ‘Kevin McAllister’, aportando Javi Vox, Fran y Nando Robles su granito de arena al homenaje a Supersubmarina que estaba siendo hasta el momento. 

Llegaba el momento que buena parte del público estaba esperando (lo entendimos así al ver el público que quedó para Grises). Avisó por redes que él no pretendía sustituir a nadie, que sería más un homenaje que otra cosa. Así es como Carlos Sadness se aventuraba a confirmar su asistencia en esta edición del CromaDay. Desde hace unos días estaba practicando ‘Viento De Cara’ para recordar a los de Baeza y mandarles fuerzas, pero no sería el único tema versionado, pero eso llegaría más adelante. ‘Perseide’ sonó dulce y el público se cameló con su melodía. Continuó prometiendo una lenta para ya pasar a dar caña, y así fue lo que pasó con ‘Días Impares’ ‘Miss Honolulu’‘Au Revoir’ y ‘Bikini’, esta última cayendo exultante entre todos. Carlos-Sadness-

Segunda versión de la noche acompañada de un aviso: «es posible que me queráis matar por esto que voy a hacer». ‘Hotline Bling’ de Drake era versionada al español. Yo no sé cuántos quisieron matarle en ese momento, yo sí. No literalmente pero entendedme. Al público se le fue pasando ese sentimiento con ‘No Vuelvas a Japón’ ‘Qué Electricidad’, canción esperada por muchos de los que me rodeaban en ese momento.

Tercera y última versión: ‘En Mis Venas’ de Supersubmarina, buen recurso cuando tienes al público tan entregado con la última canción que acabas de tocar. Tocó un par de canciones más y llegó el final del concierto. Para Supersubmarina, como cabeza de cartel, estaba prevista la actuación hasta las 00:20h; ahora siendo Sadness quién ocupaba ese puesto de cabeza de cartel y que su actuación durase hasta las 23:50h… Algo no me estaba cuadrando y creo que reducir en 30 minutos la actuación del cabeza de cartel en esos momentos no fue lo más correcto desde la programación, a mí parecer. A pesar de ello, la actuación de Sadness estuvo llena de buen rollo con el público y una conexión con él que consigue en cada concierto.

Ferdinand Dj regresaba al escenario para alentar al público a que siguiera allí bailando, con ganas de continuar la noche y seguir disfrutando de esta tercera edición que nos estaba dejando el CromaDay. Sin embargo, a pesar de los esfuerzos a base de remixes parte del público se fue y el ambiente quedó más disperso. Error grave.

Sí, fue un error el hecho de no quedarse a disfrutar del concierto de Grises. La potencia y el sonido que desprenden en esta gira de presentación de su último trabajo, «Erlo», es alucinante. Ahora, eso sí, también tengo que decir que estuve al borde de un ataque epiléptico con el juego de luces, sobre todo las verticales del fondo.

Amancay nos daba las buenas noches y también tuvo palabras de cariño hacia los de Baeza, trayéndoles hasta Albacete en la dedicatoria de su actuación de esta noche, para que les llegue todas las fuerzas posibles. Se definen como un grupo enérgico sobre el escenario, y no nos cabe duda de ello cuando desde ‘Chicles Pegados’ ya les teníamos al 100%. Los bailes de Amancay se repetirían durante cada canción, la elasticidad es uno de sus puntos fuertes. Es curioso porque este tema pertenece a su primer trabajo, «El Hombre Bolígrafo», y se vino contrarrestado con la siguiente canción, ‘Plutón’. Con ‘Efímero’ nos avisaron de que íbamos a bailar de lo lindo (como si no lo estuviéramos haciendo ya), para continuar haciéndolo con ‘Cactus’.

Grises-

Amancay volvió a tomar el protagonismo del micro cuando, a modo de protesta declaró todas aquellas cosas negativas que se esperan de las mujeres. A esto que algún osado del público debió hacerle un comentario no acertado, contestando ella «soy mucho más que una rubia, gracias» con el besito incluido. El ambiente se tensó un poco, pero allí estaba ‘Wendy’ para hacernos disfrutar. ‘Animal’‘Parfait’‘Avestruz’ sirvieron como colofón final al potente, vibrante y completo directo que tienen los guipuzcoanos. Claramente, en mi opinión, fueron los protagonistas de la noche, sintiéndoles como si fueron ellos el cabeza de cartel de esta edición.

Tras ellos daba lugar el closing special set de Second Djs que retomaban el escenario, pero mis pies dijeron ‘basta’ y a las 02:00h abandonábamos el recinto y cerrábamos lo que había sido un gran día. La organización del festival pone mimo y cuidado a los detalles del mismo, asegurando un clima tranquilo y agradable para pasar un día de buena música. Tal vez es por eso que la diversidad y la dinámica de grupo-Dj le funciona tan bien año tras año. Deseamos poder repetir una nueva edición de este festival, esta vez sin sobresaltos de última hora.

 Fotografías de los diferentes Djs:

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.