Neox Rocks: Los músicos salvan una deficiente organización

El verano se acabó pero nos resistimos a aceptarlo. Nos agarramos con uñas y dientes a la crema solar, los bañadores y los sombreros de paja, pero cuando nadie mira sacamos la sudadera y las mantas para las noches de sofá.

Uno de los últimos festivales de la época estival es el Neox Rocks, celebrado en Getafe (Madrid) este fin de semana. Y si habéis prestado atención al título, queda bastante claro que la organización dejó un poco que desear.

Empecemos por el principio: El viaje.

El festival ponía a disposición de los asistentes una serie de lanzaderas que iban tanto desde Legazpi como de la estación de tren de Getafe y llegaban (previo pago de 1€ por trayecto) hasta la puerta del recinto. No sé si por falta de información por su parte (ya podían haber puesto algun cartelito al salir de la estación) o por estar nosotros un poco dispersos, pero después de vagar durante cuarenta minutos por Getafe, al fin conseguimos divisar una larga cola y un autobús que ponía “Neox Rocks”, como un oasis en medio del desierto. Tampoco existía ninguna información sobre cada cuánto pasaban dichos autobuses, cuánto duraba el trayecto etc, por lo que programarse el día para no perderse ningún concierto resultó totalmente en vano.

Por primera vez, el Neox Rocks traía la innovación del sistema Cashless (¡Bien!) publicitando este sistema como una gran ayuda para reducir las colas. No sé cómo habrían sido de no tener este sistema, porque las colas ya eran infinitas. A partir de las 11 o 12 de la noche en las casetas de recarga te podías tirar perfectamente una hora y -con un poco de mala suerte- perderte a ese grupo que tenías tantas ganas de ver.

Pero lo que tiene más delito es el tema de la oferta gastronómica. Con un extenso menú entre los que incluían poco más que bocadillos de lomo, perritos calientes, patatas fritas y porciones de pizza, lo mejor era que sólo tenían una caseta con no más de diez personas para dar de cenar a unos 20.000 asistentes. Bueno, no, lo mejor era que a partir de las 21:00 ya no tenían una sola opción vegetariana (sólo les quedaban bocadillos de lomo y perritos calientes), por lo que más de una y más de dos nos quedamos sin cenar. Que digo yo, con lo de moda que están ahora los foodtrucks, qué os costaba poner un par y dar comida de verdad…

De precios mejor no hablamos, aunque no acabo de entender muy bien cómo se puede vender un festival como “Low cost” para luego cobrar minis de Heineken a 8€ y patatas fritas a 4€. Hay que decir a favor que es de los pocos que han dado la posibilidad de devolver tanto los 2€ de los vasos como todo el dinero que sobre en la pulsera tras los dos días de conciertos.

Pero bueno, ya vale de tanto dar caña, vamos a hablar de los grupos. Los verdaderos superhéroes que salvaron el fin de semana.

A las peores horas de sol ardiente en Getafe empezaron tocando dos de las grandes apuestas del Neox Rocks: Modelo de Respuesta Polar y Viva Suecia. Ambos dejan claro que tienen madera de  artistas más allá de ser nombres secundarios en la gira de festivales de verano en España, así que esperamos que pronto más gente se dé cuenta de ello y empiecen a llenar salas grandes y a protagonizar cabezas de cartel.

image-1-copiaLlega la caída del sol y vemos a un Xoel López rockero, pero sobre todo feliz, sonriente entre verso y verso. Nos regaló varias dosis de nostalgia con ‘Que No’, ‘Ver En La Oscuridad’ y ‘El Amor No Es Lo Que Piensas’ de Deluxe, seguido de muchas más canciones entre ‘Tierra’ y ‘A Serea e o Mariñeiro’.

Miss Caffeina va calando cada vez más con su Detroit en el público, que si bien el principio de la gira igual dejaba un poco frío, ya todo el mundo empieza a disfrutar y a corear al igual que corean los himnos de antes como ‘Capitán’.

Por fin llegan los cabezas de cartel, cómo no, hablamos de Izal. Todo el mundo se va corriendo hacia el Neox Stage y corean desde la primera hasta la última. Si algo tuvo de especial el concierto de los madrileños es que anunciaron en primicia –con un intento fallido de video en directo desde Facebook– que el próximo mes de febrero cerrarán su gira Copacabana Tour con un concierto en el Palacio de los Deportes.

El sábado nos esperaba un cartel no tan jugoso pero con un par de nombres a destacar. Para empezar Nacho Vegas, nombre que igual no pegaba demasiado entre tanto indie pegadizo, pero que siendo Nacho… siempre es bien recibido. Más aún si se sube al escenario con su equipo de 11 coristas más 5 músicos, todos ellos brillantes y compenetrados a la perfección.

img_5885

The Royal Concept fue la apuesta internacional del festival, y dieron la talla con creces. Con un concierto lleno de energía, hicieron vibrar al público y gritar sus canciones.

Pero sin duda lo más novedoso fue el llenazo de los indies por excelencia, Lori Meyers. Con muchas ganas de disfrutarlos en un escenario después de varios años sin verles, Noni y compañía presentaron una de las canciones que irán en su nuevo disco. Según se supo hace tiempo, el nuevo álbum –el octavo de estudio de la banda– saldría a la luz al acabar el verano, así que estamos muy impacientes por tener nuevas noticias de los granaínos.

Y ya se acaba, chicos y chicas. Se acaba el verano y con él la mayoría de los festivales (Apuntando bien lo que deben mejorar para el año que viene). Pero aún tenemos –menos mal– una asombrosa oferta musical en salas donde seguir apoyando y disfrutando de bandas y solistas, así que… ¡bienvenido sea el otoño!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 2,00 out of 5)
Cargando…

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.