La música se apodera de Donosti en la primera jornada del Kutxa Kultur

San Sebastián nos recibe con el mejor tiempo que nos podíamos imaginar. Una temperatura agradable y un sol que nos acompaña durante la tarde en nuestra subida al Monte Igueldo para disfrutar de la primera jornada del Kutxa Kultur Festibala. Queremos destacar la buena organización que tiene en este festival en todos los aspectos y sobre todo en la eficacia del servicio de autobuses que suben de manera gratuita desde el centro de la ciudad al recinto donde se celebra el festival tanto a la llegada como a la salida del mismo, puntualidad y la frecuencia justa para no formar colas y permitir una subida y bajada de forma escalonada.

Llegamos al festival, no es la primera vez que subimos al Monte Igueldo ni tampoco la primera vez que acudimos al festival por lo que nos disponemos a disfrutar por unos minutos de algo que ya hemos visto muchas veces pero que no nos cansamos de admirar, tenemos todo San Sebastián a nuestros pies con la majestuosa Playa de la Concha abarrotada aún a esas horas de cientos de turistas y locales disfrutando de un baño. Pero vistas aparte, que son inevitables, hemos subido hasta el monte para disfrutar de la música y a ello vamos. Nos dirigimos hacia el Escenario Kutxa Kultur Kultur Musika y llegados a este punto ya no dábamos a basto de todo el merchandising recibido, que si una totebag, una alfombrilla para el ratón con forma de vinilo… incluso ¡¡¡¡piruletaaaaas!!!! de esta forma tan dulce recibimos a Amor De Tokyo con sus ritmos instrumentales que quieras o no te hacen menear la cabeza sin querer. Me gustaría destacar el bajo, que sonó increíble en todos los temas y es un elemento que suele pasar inadvertido en muchos grupos. Terminado su concierto nos encontramos con algo que nos hizo encoger un poco los dedos de los pies, un parón de media hora sin música… qué menos que un dj o incluso música por megafonía, pero nada, el máximo silencio interrumpido por Señores haciendo su prueba de sonido.

Donosti

Teníamos muchas ganas de ver a algún grupo tocar en el Escenario Pato, ese escenario que prometía estar en mitad del estanque y al que los artistas deberían acceder en barquitas. Bueno, pues nos quedamos con las ganas porque dicho escenario pasó a estar en el asfalto encajado como buenamente pudieron entre los otros dos escenarios principales. Era una idea magnífica y original que al final acabó convirtiéndose en una especie de ring de boxeo donde los djs amenizaban al público durante la noche.

Señores comienzan su actuación agradeciendo al público presente eso de estar a las 18.30 en pleno sol escuchando su música. Aunque los más perjudicados eran ellos que tenían todo el sol de frente. Nos hacen amenizar la tarde incluso con un poco de peloteo diciendo que éramos más bonitos que lo que teníamos detrás. Mienten un poco mal, nos giramos todos de forma totalmente síncrona para admirar las pedazo vistas del mar que teníamos a nuestras espaldas. En octubre sacarán disco, de esos con canciones y todo y nos presentan un adelanto remezclado con ‘Hotline Bling’ de Drake ¡Impresionante documento, Señores!

LA

Nos dirigimos rápidamente al Escenario Principal Keler para no perdernos ni un microsegundo del concierto de L.A. porque si hay algo de lo que no nos cansamos es de ver a estos mallorquines en directo. Escuchamos los característicos cantos de ballena y sonidos marinos que acompañan el inicio de todos los conciertos de este Ocean Tour y nos preparamos para recibirles sobre el escenario. Esos sonidos siempre me han recordado al inicio de ‘The Warmth’ de Incubus, así que es algo que me fascina por partida doble. Arranca el concierto de L.A. con un setlist bastante previsible y sin ninguna sorpresa más allá de la interpretación de un nuevo tema que nos hace querer incluso con más fuerza escuchar un nuevo disco de este grupo que con un poco de suerte no tardará mucho en caer puesto que a través de sus redes sociales hemos podido comprobar que se encuentran en el estudio de grabación. La ausencia de ‘Stop The Clocks’ durante esta última parte de su gira es algo que nos hace chirriar los dientes pero siempre tendremos ‘Hands’ o ‘Oh, Why?’ además de todo el ancho y largo de su último trabajo discográfico «From The City To The Ocean Side». Cortos en palabras pero ofreciendo un concierto de calidad que nos acompaña en un precioso atardecer y nos invita a seguir disfrutando del ambiente tan increíble que se respira en este festival. Aquí aún no ha llegado la masificación y postureo, y esperemos que siga así por mucho mucho tiempo.

Después de dar una vuelta disfrutando del atardecer y las vistas nos dirigimos a disfrutar de Local Natives. Los americanos agradecen al festival la oportunidad de tocar en tan increíble entorno y comentan que llevan en torno a tres años sin pisar Europa, así que fue una oportunidad de oro poder disfrutar de ellos. Se les escapó un merci beacoup pero bueno, se lo perdonamos y achacamos al jet lag. Pudimos disfrutar de su último single ‘Coins’ y de temazos como ‘Fountain Of Youth’ y ‘You & I’ (falsetes 10/10). Era la hora de cenar así que nos acercamos a uno de los múltiples foodtruck esparcidos por la entrada al recinto cuando de repente se produjo un apagón que duró un par de minutos. Desconocemos si esto afectó a la actuación de los americanos porque nos encontrábamos algo lejos como para comprobarlo. Volvimos al escenario donde Local Natives nos agradecían haber acudido a su concierto y tocaban ante una explanada llena ya de gente que esperaban con ansia al siguiente grupo que se subiría al escenario, también nos comentan que la semana que viene editarán un nuevo disco y después de su actuación de ayer estamos seguros de que le daremos más de una escucha.

Berri-Txarrak

Llega uno de los platos fuertes del día, Berri Txarrak es uno de los grupos más importantes en el panorama de la música en euskera y como tal congrega al grueso del público en esta primera jornada. Pese a que no somos capaces de entender qué dicen sus canciones hay algo que tenemos claro y es que la fuerza y energía que emiten estos tres hombres hace retumbar el suelo del Igueldo a cada tema. Disfrutamos sin duda del concierto más potente de toda la noche con una clara presencia de la guitarra y batería.

Nos desplazamos de nuevo al Escenario Kutxa Kultur Kultur Musika para acudir al concierto de Corizonas. Llevábamos tiempo oyendo hablar de ellos pero nunca habíamos tenido la oportunidad de verlos en directo hasta su paso por el Kutxa Kultur. Nos encontramos con una perfecta sintonía entre temas propios en español como temas propios en inglés e incluso se deciden marcar una versión de ‘Wish You Were Here’ de Pink Floyd. Mientras interpretan ‘Todo Va Bien’, El Meister no pierde la oportunidad de señalar el paisaje de La Concha durante el verso que dice «Qué bonita están poniendo la ciudad» y eso es algo indiscutible. Durante ‘Run To The River’ todo el público alza las manos y siguiendo su repertorio y con botella de vino en mano, El Meister da comienzo a ‘Nueva Dimensión Final’ que va poniendo poco a poco fin al concierto.

Bloc-Party

Llega el turno del cabeza de cartel de la noche Bloc Party y comienza algo frío, estaba claro que la mayoría de los asistentes esperaban temas de sus trabajos anteriores y la energía se notó cuando empezaron a sonar las primeras notas de ‘Helicopter’ y la ristra de temazos que le siguieron. Aunque fueran oficialmente cabezas de cartel entramos en un dilema, si pensamos con el corazón el concierto que sin duda más nos fascinó fue el que ofrecieron L.A. pero en estas cosas hay que ser objetivo y no tenemos ninguna duda de que Berri Txarrak fueron los auténticos triunfadores de la noche y los que más público aglutinaron durante su actuación.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

One comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.