Canciones, cervezas y risas en el Cómplices de Mahou entre Izal y Modelo De Respuesta Polar

El ciclo de conciertos que ha organizado Mahou en el mes de noviembre bajo el lema «Cómplices de Mahou» llegaba el pasado 30 de noviembre a su fin. Han sido diversos artistas en formato dúo quiénes han recorrido la geografía española para ofrecer un formato de concierto muy diferente a los que podamos imaginar, entenderéis por qué más adelante.

El último concierto de este ciclo lo protagonizaban los súper conocidos Izal y los modestamente conocidos Modelo De Respuesta Polar. He aquí el primer contraste, la combinación de un grupo que mueve masas con un grupo que se ofrece a un número de público más reducido.

Este formato de conciertos cuenta con un presentador que hace las galas de sacar las primeras risas al público, para que entre en calor y derribe la barrera de timidez de los allí presentes. Este fue el cometido de Toni Aguilar, el primero en aparecer en el escenario para dar la bienvenida a la noche que se nos deparaba. Lo de sacar risas al público se lo tomó al pie de la letra, sobre todo a la hora de llamar al escenario al primer grupo: Modelo De Respuesta ‘Solar’. Solares o Polares, Borja y los suyos no se retrasaban mucho más y regresaban al escenario de la Joy, el que apenas hacía 15 días habían pisado para presentar «Dos Amigos» (os lo contábamos aquí).

mdrp-1

Escuchar ‘Momentos Similares’, ‘Dos Amigos’ y ‘Cosas Increíbles’ nos hicieron teletransportarnos a aquél 17 de noviembre, sin embargo, en esta ocasión, el formato del concierto (acústico) incidía en tener que adaptar las canciones al mismo. Esta vez era menos eléctrico, no acústico del todo, pero con la misma delicadeza que desprenden sus letras. La cercanía con el público era evidente, el escenario quedaba rodeado de sillones, mesas y sillas, y este ambiente cálido iba de la mano de que Borja se sincerase. Daba las gracias por la oportunidad y recordaba el pasado concierto en Joy, un momento muy emotivo para el grupo en su carrera musical.

‘La Juventud Y El Tiempo’, ‘Crece’ y ‘El Cariño’ tocaron nuestra fibra en este formato, el ritmo pausado de estas canciones reivindicaban cuánto necesario es la música en directo en espacio pequeños, proclives a crear un ambiente mágico. El turno de MDRP llegaba a su fin, pero no antes sin que Mikel hiciera honores a tocar junto a ellos ‘La Guerra Y Las Faltas’.

Llegaba el cambio de artistas, mientras Mikel se quedaba en el escenario conversando con Toni Aguilar, que había regresado al escenario con el nombre de Modelo De Respuesta Polar aprendido. Mientras se preparaba el escenario para Izal, Toni conversaba con Mikel sobre lo que aporta la música, a lo que el pamplonés no podía nada más que confesar que, «la música siempre une, y no hay nada más gratificante que dedicarse a lo que a uno le gusta. Yo me dedico a lo que me intereso, hay semanas que son duras físicamente, pero mentalmente me encuentro descansado por dedicarme a lo que me gusta».

Todo estaba listo e Izal comenzaba su concierto con el mismo formato que ha ido defendido en la gira: ‘Prólogo’‘Copacabana’ ‘Asunto Delicados’. Es un trío de canciones que no les falla, con las que desde el segundo uno ya ha conectado con el público. He de confesar que había se notaba la expectación que existía por volver a ver a Izal en la sala Joy Eslava, más acostumbrados ya a los grandes escenarios.

izal

Izal lo hace de una manera tan natural que parece fácil. Desde el primer tema el público ya está entregado a ellos, y siempre sucede así en los más de 70 conciertos que llevan de gira. La rabia de ‘Magia Y Efectos Especiales’ no faltó a la cita, una canción (y disco) que tantísimo les ha aportado, desde ahí pasamos a decir adiós al ‘Pánico Práctico’ para que Alberto cogiese el ukelele y todos supiéramos que era el turno de ‘Qué Bien’. Como nos confesarían posteriormente, esta canción quedó incluida en el disco por la positividad de la misma, a pesar de no concordar con el resto de canciones oscuras. Mikel nos advertía: «tenéis que darle las gracias a Alberto por abrirnos los ojos para incluirla».

Ya no podíamos aguantar más sentados y fue con ‘La Mujer De Verde’ cuando nos desprendimos de nuestras sillas para ponernos a bailar en el pequeño espacio que dejaban las sillas. Pero es que si con esta canción no te levantas a bailarla es que no tienes alma. Tras este colofón musical todos esperábamos el segundo, el que provoca ‘El Baile’ pero lo cierto es que, por el momento, no iba a ser. Toni Aguilar y Borja retomaban el escenario, era el turno de que el público conversara y preguntase a los artistas.

Este formato de conciertos ha ofrecido la oportunidad de que el público se ponga en contacto con los artistas. La primera pregunta hacía alusión a la canción que cada uno de los grupos disfrutaba más. Las respuestas eran concisas: ‘La Guerra Y Las Faltas‘, por un lado, y ‘El Baile‘, por el otro. La siguiente persona en intervenir fue Amaya Valdemoro. Sí, sí, la jugadora de basket, nada más y nada menos, y fue toda una proclamación: ¡declaración de amor a Mikel!. Esto arrancó las risas de todos, ver la cara de Mikel ante tal situación era todo un poema. «Mikel, yo es que tendría hijos contigo…». Pero el de Pamplona tenía los recursos necesarios para salir airoso de la situación: «Amaya, creo que debemos tener cierta responsabilidad física. Nuestros hijos estarían condenados a los 2,37 metros, y el mundo no está preparado para ello». Todo un espectáculo del humor.

La siguiente intervención requería de una respuesta igual de directa que la pregunta: «¿Os tendremos el año que viene en el Mad Cool. ¡Vaya marrón les caía encima! Sin embargo, Mikel nos prometía que a partir de Abril del año que viene no pisarán ningún escenario, tendrán un período para componer y grabar en el estudio el nuevo disco. Habrá que ver más adelante la veracidad de sus palabras. Por último, la última persona en intervenir nos contó una historia, cómo conoció a su pareja y como ésta le mando un trozo de ‘Qué Bien’ por audio, a lo que les pedía al grupo si podían tocar junto a él un trozo del estribillo. Sin miedo aparente, el desconocido se ponía junto a Mikel en el escenario y creaban ese momento especial. Y ahora sí, era el turno de despedir esta gran noche con la interpretación junto a Borja de ‘Pequeña Gran Revolución’ y la versión de ‘Lucha De Gigantes’ de Antonio Vega.

Un broche de oro a esta noche y a este ciclo que tan buenos artistas ha compartido. Desde luego merece la pena asistir a este tipo de conciertos, donde la connivencia entre artistas y público se hace palpable, creándose un ambiente envidiable tratándose de un concierto. Un diez a la organización del evento, al público y a los artistas.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

One comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.