L’Astrolabi acoge a Indomable

L’Astrolabi es un lugar especial. En el corazón de Gràcia, en Barcelona, cuenta con poquitos metros cuadrados, pero una programación musical que quita el hipo: cada día hay conciertos en directo. Cada día. Por su escenario han pasado actuales referentes del mundo cantautor: Dani Flaco, Rafa Pons, Proyecto Jass, El niño de la hipoteca, El Kanka… incluso un jovencísimo Mikel Izal en sus inicios en el mundo de la música.

El pasado viernes fue el turno de Indomable, el proyecto en solitario de Arturo Rodríguez. Barcelona ha sido una de las primeras paradas en la gira de presentación de su nuevo álbum, Incondicional e Imperfecto (2016). Un disco con canciones de sonido natural, original y crudo, que nos cautivó desde el primer momento, tal como te lo contamos hace poquito aquí.

indomable_2

Sin enchufar, armado solamente con su guitarra y su armónica, a un metro del público, Indomable ofreció un concierto íntimo, muy familiar y directo. Hizo sonar todas las canciones del disco (y dos inéditas) con cierta lógica narrativa. Y como cuento que era, nos lo fue narrando.

Abrió el show con «Acto de riesgo» y «La banda sonora», dos canciones que hablan sobre los cambios vitales y la inestabilidad que comportan. Les siguió «Exploradores», la favorita de esta humilde redactora, así como del propio autor. Con ella nos adentramos hacia el territorio desconocido al que nos obligan los cambios; y vamos a parar a «El viejo ritual», los vicios que adquirimos.

«Reaccionaria» y «Nada» fueron las dos piezas inéditas. Con el mismo sonido crudo e intenso encajaron a la perfección dentro de su universo musical. «Demasiados interrogantes» nos habló de otro momento clave vital: la traición de un amigo, y el luto que se debe pasar.

«Tregua y calderón», canción instrumental, dio paso a la recta final del concierto: «Salamankarra», que fue la primera canción que escribió, e «Ignota», con la que nos quedamos explorando the land Down Under junto a Leichhardt, sin olvidar que una vez nos lanzamos, ya no hay quien pare nuestro lado más explorador.

En varias ocasiones agradeció a L’Astrolabi e hizo un reclamo en favor de la música en pequeño formato, pues es solamente en las salas minúsculas donde se pueden empezar a construir los proyectos. Proyectos que tienen mucho que ofrecer, como Arturo, que en un acto de valentía ha decidido lanzarse a la piscina aun sabiendo la poca agua que hay en la industria musical actualmente. Con esta pasión, habilidad y talento tenemos Indomable para rato.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.