Fans de Sidecars

Hace unos meses una de la salas míticas de Vigo, El Ensanche, cambiaba de gerencia. En ese momento muchos pensábamos que sería una «sala perdida», ya que en los últimos tiempos su programación musical había decaído y todo hacía prever que el futuro sonaría a radio-fórmula. La primera sorpresa llegó en su reinauguración: Mikel Erentxu se subía al escenario de El Ensanche, en una clara apuesta por la música en directo. Desde ese momento la programación de la sala no ha menguado, Neuman, Josele Santiago (quien ha pospuesto a abril su concierto por motivos de salud) y ahora Sidecars, quienes están recorriendo el noroeste de la península presentando su último trabajo «Contra las Cuerdas» del que ya os hablamos en el momento de su edición.

Pero regresemos a la noche del pasado viernes. Al poco de entrar en la sala empezaron a sonar los primeros acordes de ‘Fuego Cruzado‘, el ambiente se fue caldeando y los más incondicionales comenzaron a corear los temas de lo que sería un concierto que se largaría durante casi dos horas, y en el que la banda repasó buena parte de su discografía. El concierto continuó con ‘La Tormenta‘ y para entonces Sidecars ya se había hecho con el control de una sala abarrotada.

Con la llegada de ‘Déjalo Sangrar‘, los bailes se convirtieron en un constante en las primeras filas, quienes enloquecieron con la llegada de ‘Cremalleras‘. Pero en ese momento los madrileños demostraron que son más que una banda de rock, y midiendo los tiempos deleitaron a los presentes con ‘Mundo Frágil‘ y ‘Todos mis Males‘ para llegar así al primer homenaje del concierto. Y es que, a través de ‘Mi Enfermedad‘, Sidecars reconoció la influencia de Los Rodríguez en su música.

Con ‘Salir a Matar‘, regresamos al repertorio propio de la banda para después abalanzarnos sobre ‘Chavales de Instituto‘ a ritmo de rock canalla, lo que supuso uno de los puntos álgidos del show. ‘Dinamita‘ y ‘Una Eternidad‘ nos mostraron la cara más sensible de Sidecars. Retomamos el punto a la noche con ‘Ya no Tengo Problemas‘ para llegar al segundo homenaje de la noche, y es que a través de ‘Vidas Cruzadas‘ recordábamos al gran Quique González. Desde ese «Vidas que dejé cruzadas vienen encendiéndose. Vidas que dejé cruzadas vienen persiguiéndome«, nos abalanzamos sin piedad sobre ‘Fan de Ti‘ desatando la locura en El Ensanche.

Aplausos, gritos y un escenario vacío que minutos más tarde se volvía a ocupar por Juancho, con guitarra acústica en ristre para tocar ‘De Película‘. Ya la banda completa nos ofrecía ‘Los Amantes‘ para terminar entonando ‘Contra las Cuerdas‘. Casi dos horas de coros, nuevos amigos y aplausos que finalizó con aquello de «Quédate, cierra la puerta. Lánzame contra las cuerdas…«

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.