Hablamos con Los Musicómanos: “Si el público está activo nosotros sacamos lo que llevamos dentro”

Volvemos de vacaciones y no se nos ocurre mejor forma que coger fuerzas que con Los Musicómanos, la actual banda que forma parte de los Sonidos Hipstéricos. Con su estilo animado y bailable nos mantienen alegres esta recta final de vacaciones. El otro día nos sentamos con Sergio y Pablo, cantante y guitarrista respectivamente, para hablar de su trayectoria como grupo y de todo lo que han conseguido hasta el momento. Una terracita en Málaga, un agradable sol con buena temperatura y tres cervezas para animar esta conversación.

(Pregunta) La imagen que os representa y la portada de vuestra maqueta es un gramófono conectado al cerebro, ¿cómo os representa y surge esto?

Sergio: Queríamos expresar lo que tenemos nosotros con la música, una droga para nosotros. Ya solo por el nombre se ve: una mezcla de música y toxicómanos. El nombre nos lo pusieron en la primera entrevista que tuvimos en una radio de la Palmilla [NdE: barrio de Málaga], y el presentador era muy cachondo y nos dijo “sois unos musicómanos”. Entonces éramos “A Contra Mano”, que es un grupo que todavía está en forma reducida aparte de Los Musicómanos. Dimos vueltas al nombre, nos gustó, vimos que no estaba registrado en ningún sitio y nos lo quedamos.

Pablo: Queríamos plasmar en el dibujo que el cerebro solo piensa en la música, es nuestra droga más fuerte. De ahí el gramófono pinchado en el cerebro. Luego tiene detallitos, como el humo saliendo del gramófono. Todo son cosas que queremos mostrar sin decirlas, y eso en las letras se ve mucho.

(P) El grupo nace de vosotros dos y Carlos, el percusionista. ¿Cómo decidís los tres hacer el proyecto y cómo se acaba sumando tanta gente? 

Pablo: Surge de un grupo de versiones que teníamos. Yo entré el último, había un par de integrantes también. Conocí a Sergio, me gustó como cantaba y decidí contar con él. Buscaba a alguien que cantase lo que yo escribía. Surgió el grupo y enseguida quisimos que fuera a más con bajo, batería, guitarra eléctrica…

Sergio: Carlos no tenía la batería bien controlada y quería ser percusionista, así que metimos a alguien ahí. Desde el principio, siendo tres, teníamos la idea de hacer un grupo y acabar siendo ocho. Ya se metían melodías de trompeta sin tenerlas. Había canciones ideadas sin gente en el grupo. Fue una idea de tres pringados en un zulo que dijimos de embarcarnos de lleno en esto.

(P) Imagino que el rollo mestizaje siempre se presta a añadir a más gente.

Sergio: El mestizaje lo llevan los músicos. Cuando les conocí yo escuchaba flamenco; ska, reggae y rock muy poco. He empezado a curtirme con ellos en este mestizaje. En este estilo le metes una voz flamenca como la mía y surge un mestizaje bueno en mi opinión. El mestizaje lo tienen ellos que tocan blues y saben de música, es muy fácil trabajar con ellos.

En cuanto a experiencia de los músicos, Selu [bajista] es director de la banda municipal de Rincón de la Victoria, Andrés [trombonista] es el director de otra banda, Jose [teclista] es profesor de piano… Todos tienen experiencia trabajando. Yo he sido el que menos experiencia ha tenido. Por otro lado, creo que La música no está pagada en Andalucía, es muy difícil llevar un grupo de ocho tíos. El grupo lo queremos para festivales.

(P) Es cierto que tenéis un estilo que en festivales, y sobre todo aquí en Andalucía pega mucho. En el Weekend Beach había un escenario entero dedicado a este género.

Sergio: Aquí el flamenco mola mucho, y a cualquier cosa que le metas un toquecito así ya va a gustar.

Pablo: Este año queremos probar suerte en concursos de bandas para tocar en festivales.

(P) ¿Cómo se organiza a tanta gente?

Sergio: Es lo más chungo (Risas). De momento perdiendo 20 kilos, mucho dinero, mucho tiempo, peleando con la familia… Esa pregunta me gustaría que se la hicieras a mi mujer (Risas). No paras. Estás currando, te vas a ensayar, vas a casa destrozado…

Pablo: Encima los ensayos son de diez de la noche al cierre. Además, es la única hora a la que podemos porque todos tenemos trabajo.

Sergio: Somos unos miserias, pero poco a poco va mejorando todo el conjunto, desde el sonido al propio lugar donde ensayamos. Antes estábamos en un local horrible lleno de cucarachas y ahora estamos en un local genial.

(P) Dirás que sois unos miserias, pero vuestra primera maqueta suena increíble. Tiene un sonido muy profesional. ¿Cómo se fue desarrollando?

Sergio: La idea fue empezar a grabarlo en una productora. Valía mucho dinero y no teníamos para pagarlo. Dijimos de usar el poco conocimiento y el equipo que tenía cada uno para grabarlo por nuestra cuenta. Hicimos un primer intento un fin de semana en el pueblo de Pablo y salió una cosa chunga (Risas).

Pablo: Aunque la batería sí se consiguió grabar.

Sergio: Y sobre la base de la batería, Selu dijo de ir cada uno a su casa para grabar poco a poco. Cuando tuvimos todas las pistas nos masterizaron las canciones, nos hicieron el logo… Todo ha quedado hecho por nosotros.

Pablo: Hay dos años mucho trabajo.

Sergio: Pero estamos muy orgullosos al tener nuestra maqueta entre las manos. De ganar dinero olvídate porque han sido pérdidas por todos lados, pero estamos hasta satisfechos de perder ese dinero.

(P) A nivel de composición, ¿Cómo se van creando los temas? ¿Cada uno aporta algún arreglo o alguna idea para las letras?

Pablo: Antes de tener el grupo ya había canciones. Las letras las hemos escrito entre los dos, con puesta en común aportando ideas.

Sergio: Nos compenetramos muy bien y eso es una gran ventaja.

Pablo: Llego a los ensayos con una base y la enseño, y entonces ya cada uno aporta una idea.

Sergio: La base tiene que estar creada para empezar a dar ideas. Pero sobre todo lo más importante es llevarnos todos como una gran familia para compenetrarnos y que todo sea más cómodo. Todos confiamos en todos.

(P) Hablando de letras, ¿quién es Joaquinito Huapango?

Pablo: La letra está escrita por él, Joaquín Crespo.

Sergio: Él se ofreció a hacernos una canción. Le dije a Pablo que hicieran un tema sobre un amigo mío que es muy currante y también muy fiestero. Joaquín es muy fiel, buena persona…

Pablo: Todo lo contrario a este Joaquinito Huapango (Risas).

Sergio: En un principio la base era de balada, pero por la letra dije que había que cambiarlo y añadirle más energía. Decidimos ponerle el “Huapango” porque tiene un rollo de cumbia la melodía.

(P) Entre esto y que a vuestro concierto fueron los Jarrillo Lata o El Ruso de Maro, veo que os habéis empezado a mover bien en esto.

Sergio: Surge de enseñar lo que tienes, que a los otros les guste y quieran colaborar. Ruso además es amigo de toda la vida.

Pablo: Ruso quiso hacernos una letra, en concreto la de ‘El Gufi‘, que va dedicada a Miguel Benítez de Los Delinqüentes.

(P) Y hablando de ellos, en vuestro sonido hay algo de los Delinqüentes e incluso de El Canijo de Jerez o Makandé, ¿a quién señalaríais como influencias y cómo se ponen en común las de todo un grupo?

Sergio: Nosotros somos garrapateros y Los Delinqüentes son los reyes de ello, pero no nos queremos meter en esa onda. No queremos que nos centren demasiado en ellos. Por ejemplo, las voces son muy distintas, van más por el flamenco. Me halaga que nos comparen con Los Delinqüentes, pero tiramos más canciones a El Bicho, Eskorzo… El objetivo es hacer bailar, botar y expresar sentimientos.

Pablo: Le damos mucha importancia a la música de las canciones a nivel de melodías.

(P) Me llevé una buena sorpresa en vuestro directo porque vuestro sonido creció introduciendo arreglos de teclado muy interesantes y no quedando solo en un mestizaje sin más. ¿Cómo habéis preparado este directo y cómo lo enfocáis? Me gusta que hicisteis versión de Camarón, había pasajes de acid jazz, y sobre todo fue una explosión de energía.

Sergio: Fue la primera presentación, estuvo muy bien preparada. Quisimos que el público no estuviera quieto en ningún momento y no dejara de escuchar música. También queríamos que hubiera altibajos. Y luego las versiones; la de Sabina estaba preparada desde hace mucho tiempo, y nos gusta porque es una historia que podría ser nuestra. La de Camarón surgió porque a mí me gusta mucho y pensé que había que hacer una versión gorda de una canción suya y que no se pareciera en nada a él.

Pablo: Lo teníamos claro, si cogíamos una canción tan importante como ‘La Leyenda del Tiempo’, que cambió la historia del mestizaje, había que ir con respeto al no hacerla igual.

(P) ¿Cómo vais a enfocar este año que se avecina con la maqueta ya publicada?

Sergio: Somos muy ambiciosos. Mi planteamiento ahora son festivales, concursos de bandas, hacer que hablen de ti y ganar poco a poco a la gente. Toca trabajar a muerte, un último tirón para ganar algo de dinero para grabar un disco.

Pablo: Tenemos en mente la idea de hacer un disco en condiciones.

Sergio: Estamos tratando las canciones, el título… Llevábamos tiempo mirando nuevas canciones para meter en el disco. Algunas nuevas, algunas de la maqueta versionadas…

(P) Siendo un grupo nuevo que se abre camino en el mundo musical, ¿qué crees que tiene vuestra música de diferente al resto para destacar?

Sergio: Diría que los músicos son muy diferentes. Tienen mucha idea de música. Las canciones tienen algo con lo que consiguen impactarte. La diferencia también es que somos ocho tíos con muchas ganas, y cuando se ve en el escenario que hay diversión, el público también se lo pasa bien.

(P) Si queréis añadir algo más, es vuestro momento.

Sergio: Por último queríamos agradecer a todos los que vinieron a vernos aún sin gustarle la música que hacemos, todo porque nos quieren y nos llevan siguiendo mucho tiempo. Si el público está activo nosotros sacamos lo que llevamos dentro.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *