Hablamos con Weinf: “La atención está en géneros en las que las letras no tienen importancia”

 

Weinf forma parte de este nueva tanda de los Sonidos Hipstéricos, y queríamos hablar con él para que nos hablara sobre su carrera como músico, cómo se confeccionó aquel debut con el que consiguió exorcizar algunos de sus demonios interiores y cómo tiene planteado su futuro ahora que ha pasado su peor momento.

(Pregunta) Tu trayectoria como músico aparece antes de este proyecto. Fuiste el guitarrista de Roulotte Roosters. ¿Cómo fue la experiencia en este grupo? ¿Qué sacaste de ahí que adaptaste a tu proyecto? ¿Por qué encaminarte en solitario?

(Respuesta) Los Roulotte Roosters nacieron cuando conocí a Joey, el cantante del grupo, y me compré mi primera guitarra. Yo no tenía ni puta idea y entre él y unos colegas me enseñaron lo básico, y poco a poco fuimos componiendo las primeras canciones. He tenido la suerte de estar en un grupo desde el minuto cero, y eso ha hecho que aprenda bastante rápido.

La experiencia con ellos fue genial, fue muy, muy divertido. La decisión de empezar a hacer música yo solo sale de querer hacer un estilo que no pegaba mucho con el grupo, y de querer tener todo el control creativo sobre un proyecto. Quería probar cosas nuevas, y escogí empezar a hacer canciones por mi cuenta.

(P) ¿De donde sale el nombre de Weinf?

Weinf es un mote que me pusieron hace muchísimo tiempo y que ya no recuerdo ni a cuento de que. Cuando decidí empezar en solitario, me pareció la decisión mas lógica, pero es la peor historia de un nombre artístico de todos los tiempos.

(P) En 2015 publicas “Demo”, cuatro temas con los que empiezas tu carrera en solitario con algún atisbo de rock clásico de los 60, ¿cómo enfocabas el proyecto entonces? 

(R) “Demo” fueron las primeras cuatro canciones que hice como solista. Entonces enfocaba el proyecto como un “a ver que sale de esto”, de una forma mucho mas casual. Las canciones tienen una temática mucho mas banal y un sonido mucho mas garajero, mas sucio. Las influencias eran distintas, también: mas del estilo de los White Stripes, los Strokes y Oasis.

(P) ¿Me puedes hablar del arte de “Requiem for Myself”?

(R) Pues la portada y la contraportada la hizo María de Balanzó, ilustradora de Barcelona. Creo que supo capturar muy bien el tono y la temática de las canciones y estoy muy orgulloso de poder tener una portada así en mi disco.

(P) En “Requiem for Myself” llevas un estilo vintage de guitarras que me recuerdan a Pink Floyd y demás grupos del estilo. ¿Cómo aparece esta influencia?¿Cómo ha evolucionado tu música desde entonces?

(R) Justo antes de mi diagnosis de cáncer descubrí dos bandas que marcan mi forma de tocar, componer y producir desde entonces: Pink Floyd y Morphine. Se han convertido en dos de mis pilares centrales a la hora de entender la música, y han hecho que me mueva desde el sonido que había en la “Demo” hacia la forma de plantear las canciones de “Requiem for Myself“. Pink Floyd también me introdujo el concepto de “álbum conceptual”, dando pie a la forma que tiene Requiem.

(P) En la previa que te hice en marzo hablaba de que tu “Requiem For Myself” tiene un mensaje claro y que no caes en el nihilismo lírico. ¿Crees que pasa actualmente en la música? ¿A qué crees que se puede deber esto?

(R) No creo que se esté perdiendo mensaje en las canciones, pero creo que la atención del público está virando hacia géneros o corrientes en las que estas no tienen tanta importancia, sobre todo con toda la oleada de garage fiestero que está saliendo. No lo planteo como algo malo, simplemente es otra forma de entender una canción: como algo mas inmediato y fácil, pero también mas banal.

(P) De “Requiem” también dije que era un álbum a medio hacer, sobre todo a nivel vocal. ¿Esto fue por la necesidad de sacarlo deprisa?¿Cómo fue el proceso de grabación y composición?

(R) El gran problema que tuve con Requiem fue que era lo segundo que producía, después de Demo. Fue el mayor reto a la hora de hacer el álbum, todo el tema de la mezcla y la producción, ya que iba “a ciegas” en cuanto a saber qué hacer. Creo que eso es lo que le da este sonido tan extraño y cándido, casero, y quizá es lo que se podría interpretar como a medio hacer.

El proceso de grabación fue íntegramente en mi habitación, con un Mac prestado, una tarjeta de sonido horrible y un micrófono bastante tiradillo. Fue lo mas DIY que puedas tirarte a la cara, y eso influyó mucho en el sonido. Dicho esto, me gusta mucho el sonido del álbum y, aunque es cierto que haría algunos cambios ahora, sabiendo mas sobre el tema, no tocaría nada que afectara a la esencia del sonido que tiene. Estoy contento con la idea que desprende el sonido, y creo que eso es importante.

(P) Ahora que ha pasado lo peor, ¿cómo ves en retrospectiva “Requiem”? ¿Crees que haberte canalizado en el álbum te alivió?

(R) Sin duda. “Requiem for Myself” fue un álbum muy terapéutico para mi, me ayudó a ordenar un poco mis ideas. También me enseñó que me gusta producir, y me hizo ver hasta que punto quiero dedicarme a esto de la música. Estableció (junto con el contexto en el que está grabado) una serie de prioridades en mi vida que antes no tenía tan claras, lo veo como un punto de inflexión bastante importante.

(P) Antes de ser ingresado de nuevo has preparado un nuevo álbum, ¿cómo has enfocado este nuevo esfuerzo?

(R) Sí, antes de entrar en el hospital me dediqué a grabar mi segundo LP. Estoy muy contento de poder decir que, aunque sigue un poco la línea sonora del Requiem, es un álbum muy diferente y, en mi opinión, mucho mas completo.

Por primera vez he grabado en un estudio –Akrasonic Productions, con Mariano Toledano a los mandos– y eso le da al álbum un sonido mucho mas profesional y redondo. Además, Mariano y yo nos entendimos muy rápido y el proceso fue muy natural, cosa que me daba miedo porque soy un poco maníaco del control.

Además, la batería, los bajos y los teclados están grabados por Júlia y Pol, los músicos que me han acompañado en directo este año, y que me entienden muy bien. Estoy muy contento con el resultado.

(P) Has actuado en diferentes salas por Barcelona, ¿cómo es acogida tu música?

(R) Me he ido fijando en que cada vez hay mas gente en los conciertos, y cada vez hay más feedback. Debido a mis idas y venidas con el hospital no he sido capaz de ofrecer un output consistente de conciertos y es una pena, porque es mi parte favorita de todo este asunto.

Para mi tocar en directo es la parte mas importante de un proyecto musical, es donde realmente se conecta con el público y se crea esa retroalimentación tan mágica. Espero poder tocar mucho mas este 2017.

(P) Siendo un músico nuevo que se abre camino en el mundo musical, ¿qué crees que tiene tu música de diferente al resto para destacar?

(R) Creo que tengo un estilo muy personal a la hora de hacer música, y estoy muy contento con ello. Le doy mucho peso a las letras y suelo alejarme bastante de lo que es la música “de género”, aunque esto último no lo hago conscientemente.

No sé, creo que es un proyecto bastante particular con sonido único, y eso me hace muy feliz porque es una cualidad que me gusta en la música que escucho.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *