Un vendaval llamado León Benavente

Pues parece que le estamos cogiendo gusto a esto de irnos de concierto a golpe de miércoles. Porque ¿hay algún día de la semana malo para disfrutar de la música en directo? Mientras caviláis sobre tan trascendental pregunta, nosotros procedemos a contaros cómo discurrió la visita de León Benavente a la Sala Karma; un concierto que se enmarca dentro de la iniciativa Escenarios Mahou, con la que la marca cervecera trata de potenciar la cultura, programando pequeños shows en los que la interacción entre banda y público es más que evidente.
Y como hemos dicho, aunque era miércoles, poco a poco Karma se fue llenando para ver a León Benavente por primera vez en Pontevedra; una ciudad ya visitada por Eduardo Baos, Abraham Boba, Luís Rodríguez y César Verdú en sus otros proyectos, pero nunca como banda. Y ¿qué mejor manera que comenzar la visita que con un hit? Así que esa melodía tan reconocible de ‘Tipo D‘ comenzó a sonar mientras el grupo tomaba posiciones en el escenario, se abría fuego y comenzaba la magia.

Porque sí, porque el concierto de León Benavente del pasado miércoles fue mágico. Y es que la banda se encuentra en un estado de forma increíble. Ya no son aquellos músicos de otros proyectos que se unían para un proyecto común, no; ahora León Benavente es una gran banda que suena realmente empastada y que desde el primer segundo, por ejemplo con ‘Tipo D‘, lo dejan realmente claro.
Mantuvimos el ritmo con ‘California‘ para continuar hacia ‘La Ribera‘. En ese momento Karma ya estaba rendida a sus los pies ¡y aún faltaba mucho camino por recorrer! Clásicos y temas de sus últimos trabajos se engranaban para crear un ambiente que pocos grupos patrios son capaces de lograr. Mucha culpa de ello lo tiene Abraham Boba, front-man de la banda, y líder tanto sobre el escenario como de los que ante él se colocan.
La llegada de ‘Ánimo, Valiente‘ trajo consigo el primer, que no único, éxtasis de la noche. Con ‘Revolución‘ y ‘El Rey Ricardo‘ revisamos la sociedad actual en forma de canción; porque sí, León Benavente ha recogido el relevo de aquellos que hace décadas cogían su guitarra para quejarse de una sociedad que no les gustaba. Ahora León Benavente une aquella denuncia con la mala leche del que está cansado, por no decir hasta los huevos, de la situación político-social que nos ha tocado vivir.

El tramo final del concierto estuvo compuesto por ‘Estado Provisional‘, ‘Gloria‘, ‘Celebración (Siempre hacia Delante)‘ y ‘La Palabra‘; recorriendo además D.F. por medio de ‘Habitación 615‘. Gritos y aplausos obligaron a la banda a regresar al escenario. Fue entonces cuando Boba tomó la palabra para descubrir cual había sido seleccionada por el público: ‘Han Caído los Dos‘, la versión que los León Benavente han realizado del exito ochentero de Radio Futura.
Pero no sería el único tema que encontraríamos en esta vuelta. Sonaban ‘Maestros Antiguos‘, ‘Aún no Ha Salido el Sol‘ y ‘Ser Brigada‘, con la que se desataba la locura cuando Abraham Boba saltaba del escenario para compartir la canción con todos nosotros. Cantos, saltos, bailes y sonrisas, así terminaba el vendaval en el que se había convertido el concierto de León Benavente en Sala Karma; un espectáculo donde la conexión entre banda y público fue especial, hasta el punto de convertir a ambos en uno solo. Sin duda un sensacional repertorio que dejó un gran sabor de boca, tanto a asistentes como a artistas.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *