Javi Corellano nos habla de su experiencia vital como artista

Este lunes nos reunimos con Javi Corellano para hablar de la función social de su arte y de su inminente exposición, “The Glowing End en el Nasty Garage, la primera en solitario tras su vuelta de su estancia en San Francisco (California), todo ello ligado con su experiencia vital como artista.

Javi Corellano es conocido por su producción pictórica en la que trabaja la yuxtaposición de conceptos, haciendo denuncia social a través de personajes y paisajes que no escatiman en color y viveza pero que, al observarlos detenidamente, pueden llegar a dejarte la moral por los suelos. El cambio climático, la contaminación, la superficialidad, y un elemento novedoso, la cosmología, son los puntos clave de esta nueva exposición.

Javi Corellano - "Planet Disconnection"

Javi Corellano – The Planet Disconnection

Así pues, además de encandilarnos con el “charm” que desprende, aprovechamos la ocasión para preguntarle a Javi Corellano por su obra, así como por su experiencia por Estados Unidos como artista, su presente en España y su futuro en vete a saber qué paradero.

Vas a inaugurar esta nueva exposición este jueves, que incluye obras antiguas, de la exposición de San Francisco “The Charming Apocalypse”, y obras nuevas. ¿Qué ofreces de nuevo en “The Glowing End” respecto de las exposiciones anteriores?

Por un lado, seguimos de algún modo con la misma temática, que es la temática del cambio climático, de la preocupación medioambiental, de la conservación y otros temas sociales que me parece importante seguir tratando. Lo que se ofrece en esta nueva exposición son obras realizadas en Barcelona de un tamaño mucho más grande que las anteriores y, por otro lado, añado también ciertos elementos como son el cosmos, ¿no? y el universo más cósmico, que es algo en lo que he estado metido últimamente como gran apasionado de la astronomía que soy, por lo que estoy incorporando también estas nuevas temáticas en estas nuevas obras.

¿A partir de lecturas o a partir de…?

A partir de lecturas, a partir de documentales…, a partir de hablar con mi padre, que tiene un club de astronomía. La verdad es que me interesa muchísimo tanto la cosmología como la relación que tenemos nosotros con el cosmos, con las estrellas, y con todo lo relacionado con ello desde el Big Bang. Lo encuentro todo muy interesante.

Javi Corellano - Barcelona After The Flood

Javi Corellano – Barcelona After The Flood

¿Qué obras reflejarían esta nueva temática?

Todas las de las tablas de skateboard recicladas que corté y la que le da nombre a la expo, sobre todo, “The Glowing End”.

Justamente, hablando de las tablas recicladas, la elección de este soporte sería acorde con las ideas que defiendes: cambio climático, reciclaje?

Sí, siempre se le puede dar una segunda vida a las cosas, y aparte de todo eso, yo hace mucho tiempo teníamos con unos amigos una empresa de skates; hacíamos monopatines. Después de 17 años, la cerramos hace poco y, todo lo que sobró, dije “me lo llevo al estudio y algo haremos, ¿no? Y han acabado pues allí, en la pared.

Has mencionado que venías de Estados Unidos, California, ¿creo que era?

Sí, de San Francisco.

Precisamente, con esto de la crítica social que plasmas en tus obras, nos interesaría saber si es la misma crítica social aplicable en Estados Unidos o aquí en España, teniendo tú las dos visiones; si se puede generalizar o no, si se trata de los mismos temas…

Bueno, hay temas que son globales, ¿no? El tema tanto de la contaminación como el cambio climático. Da igual que estés aquí que… Bueno, hay sitios donde va a afectar más, ¿no? Pero son temas globales y luego hay temas muy específicos. En Estados Unidos tienen cosas muy buenas y cosas muy malas. O sea, tienen problemas muy grandes para solucionar desde hace poco también, ¿no?

No diremos nombres. 

Y luego aquí tenemos otros, ¿no? Pero creo que a veces también – y esto es una visión un poco personal – nos centramos realmente en cosas muy pequeñas cuando realmente deberíamos estar pensando a nivel humano y a nivel de especie, a unos niveles mucho más altos, ¿no? para las futuras generaciones.

Independientemente del país donde vivamos. No obstante, pensando en esto de los países, y en ti como artista, ¿qué te lleva a irte a Estados Unidos: experiencia vital, expansión como artista dejando tu faceta en el marketing a un lado?

Sí, bueno, yo había vivido allí un periodo de tiempo antes. En el 2007-2008 ya estuve un par de años viviendo allí y luego me volví, pero hubo un tiempo en que yo me sentí muy atascado aquí en Barcelona. Me sentía agobiado por la ciudad, me sentía atascado a nivel de inspiración y me encontré un poco bloqueado con todo. Y en ese momento, fue cuando dije “yo me tengo que ir a algún lado para liberar un poco la mente”. Yo siempre había tenido una relación muy especial con la zona de la bahía de San Francisco, que me parece un sitio impresionantemente bello y en ese momento cogí a mi perro…

Jipi…

… cogí a mi perro Jipi y me dije “nos vamos al otro lado del mundo”. Entonces fuimos y, la verdad, pasé un tiempo genial, me lo he pasado muy bien y he hecho muchas cosas, y encantado de haber hecho aquel salto. Claro.

Pero para retirarse uno allá, ¿Estados Unidos, España u otro sitio?

España u otro sitio, no lo sé. Yo no me retiraría en Estados Unidos. Es un país demasiado capitalista y demasiado duro a ese nivel. Creo que aquí en España tenemos un gran nivel de vida, al menos por ahora.

No obstante, el apoyo para los artistas…

Claro, es todo como pros y contras, ¿sabes? Allí es un sitio donde se te apoya mucho más, tienes muchas más ayudas y la gente está involucrada en el tema de ayudar a los artistas, sobre todo a los artistas noveles, y en comprar obra, que aquí no lo tienes. Pero por otro lado, aquí vives un poco más tranquilo que allí. Allí tienes cosas que no acaban de cuadrar tampoco, ¿no? Siempre es un balance, supongo.

De hecho los dos premios que obtuviste (Santa Rosa National Arts Program Awards, 2015 y 2016), los obtuviste allí. ¿Significaron algún cambio para ti o son simplemente dos líneas más en el CV?

¡Ostras! Hmm… Por un lado, el hecho de que alguien te reconozca el trabajo está muy bien. Es algo que no sabes si te va a llevar a otro sitio pero sí que el reconocimiento personal, el decir “¡Ah, bueno! Pues parece que a la gente le gusta lo que hago y lo entiende”. Sobre todo, el segundo premio que fue con “The Black Fish”, que habla del maltrato animal, que viene inspirado en un documental que vi sobre el maltrato a las orcas en los parques temáticos. Presenté aquella obra sin ningún tipo de expectativa, o sea, realmente, yo había ganado un premio el año anterior y presenté esa, que era mucho más dura pensando “no van a entender nada, y esto no va a pasar”, pero ganó el primer premio. Me gustó mucho el hecho de que pudieran entender el mensaje. Eso fue lo que más me gustó.

Porque la presentaste tal cual, sin ninguna explicación ni nada. 

Tal cual, eso es. Y luego veías, cuando se presentó la exposición de todas las obras que habían participado, y veías obras con una técnica muchísimo superior a la mía. Pero me gustó que pudieran entender ese concepto artístico detrás. Eso está bien.

Cambiando de tema, ¿decoraste alguna cafetería o restaurante que se llama Ale & Hop?

¡Sí, claro! Ahora ya no están porque le cambiaron la iluminación y están en el almacén, pero lo tienen que volver a colgar. Ese bar es de un amigo mío y en ese bar paso yo bastante tiempo además.

¿Volverías a hacer un proyecto así? ¿Los haces por encargo o te ofreces o…? Como es de un amigo tuyo…

Es de un amigo mío, y por ejemplo, este amigo mío está abriendo una brewery, una fábrica de cerveza, y le voy a hacer un mural dentro de la fábrica. A mí me encanta.

Es un quid pro quo, ¿no? En este caso…

A mí me encanta hacer un montón de cosas: si puedo pintar locales o decorar locales o cualquier cosa donde pueda dar un poco de alegría, me encanta.

¿En estos encargos también intentas reflejar esta crítica social que comentabas antes o es más de carácter decorativo, más para que guste?

Bueno, depende un poco del cliente. Hay clientes que me piden algunas cosas ya buscando esa temática que yo utilizo y luego hay otros clientes a los que les gusta el estilo, las formas y los colores pero prefieren explicar otro tipo de historias. Es un poco adaptarte a lo que te pide el cliente, claro.

También he leído de ti algo que me ha chirriado un poco, al menos por el adjetivo que utilizan. Se dice de ti que utilizas “personajes con cierto cariz infantil… 

Ajá.

…para retratar una cruda realidad. ¿Tú los ves infantiles? ¿Es el adjetivo que utilizarías, utilizarías otro…?

No son infantiles pero vistos desde fuera pueden parecer infantiles de alguna manera por las formas que tienen, no sé, son animales… y la idea un poquito detrás de todos estos personajes y de estas formas es que te llame la atención.

Es un recurso. 

Claro, es un recurso. Que te llame la atención, que te acerques a verlo y pienses “Ah, es mono, es guay ¿no? Es llamativo”. Y cuando te acercas, entonces empiezas a ver que no es tan así sino que hay otra cosa y eso es una cosa que a mí me gusta hacer. Me gusta llamar la atención para que luego puedas estar ante la obra y puedas pensar un poquito.

El tema es que esta persona se llegue a tomar estos dos segundos o diez segundos más para ir más allá.

Sí, claro, claro. Pero eso ya depende de cada uno. A mí es lo que me gusta, claro. A mí me gusta atraerlo y que puedan pasar esos dos, tres segundos y meterse dentro de la obra y entender de qué va.

¿Es problema de cada uno o falta de educación artística, no obstante?

Ambas.

Ambas. 

Claro, hay gente que es más concienciada, hay gente que menos, gente que tiene como una búsqueda artística, una sensibilidad artística ya de naturaleza y gente que no, a quien no le interesa absolutamente nada.

Cambiando nuevamente de tema, pero siguiendo con tu trabajo anterior, precisamente por lo distinto que es, hemos visto en tu web “The Modernist Love Story“. 

Sí.

¿La inspiración para esa ilustración? Porque es totalmente distinta…

Espera… ¿Esta cuál es?

Es negra y blanca, modernista…

¡Ah, sí! La del Paseo de Gracia.

Es que amor versus crítica social, me sorprendió mucho. 

Claro, es que es parte de un proyecto que estoy intentando llevar a cabo, que es el de retratar ciertos rincones de Barcelona que a mí me gustan dentro del estilo que se utilizaban en los carteles publicitarios de la ilustración del siglo XX.

¡Sí, totalmente!

Entonces, por eso utilizo esos marcos. Y es un proyecto que estoy intentando llevar a cabo y ese era del Paseo de Gracia. El Paseo de Gracia y sus farolas es lo más romántico del mundo.

(Risas).

Yo creo, ¿no? Y claro, salió así.

Y ya para terminar, teniendo en cuenta que dejaste el mundo del marketing para dedicarte de lleno al arte, ¿qué crees que ofreces con la exposición actual? ¿Qué estrategia de marketing sigues o crees que sigues si es que sigues alguna? ¿Y dónde crees que te llevará o dónde te gustaría que te llevara? Son tres preguntas, bueno, son más de tres preguntas, de hecho (risas).

Bueno, no sé. Yo con el marketing aprendí muchas cosas, obviamente. Y a veces aprendes también que las cosas tienen que tener toda una coherencia. Igual sí que lo que intentamos aquí, bueno, esta obra tiene un sentido desde mi historia y desde como soy yo como persona y cómo pienso y de dónde vengo y cuál es mi historia en esta ciudad, y tiene sentido que la hagamos aquí, donde la hacemos, en el Nasty Garage. Es un sitio un poco underground, de donde vengo, muy vinculado al tema del surf y del skateboard, con un amigo que lo conozco desde hace muchos años, de aquí de Barcelona y de toda esta escena y tiene coherencia como un producto total. Es una obra underground, vinculada a un sitio totalmente así y que tiene coherencia. ¿Que dónde va a llevar esto? No tengo ni idea. Ya veremos, ya veremos. De momento, estoy muy contento de estar aquí y que me hayan abierto las puertas y que me hayan dejado exponer aquí, claro.

Muchas gracias, de verdad. Ha sido un placer. Mucha suerte con tus proyectos. 

“The Glowing End” se podrá visitar del 13 al 22 de Julio en el Nasty Garage (C/Pujades 43. Barcelona). La inauguración tendrá lugar el 13 de julio a las 19h. La entrada es libre.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *