Viviendo el Vida Festival – Día 3

Que el viernes era un día fuerte en el Vida Festival era indiscutible, pero el sano juicio nos llevó a sacrificar actuaciones estelares (Devendra Banhart, The Flaming Lips, La Casa Azul) que se dice, se rumorea, fueron de infarto, por distintos motivos: el transporte y el dormir por una parte, y el darlo todo el tercer día del festival, por otra.

Empezaríamos a la hora de las gallinas, aunque fuera las de la tarde, con la actuación de Kelly Kapøwsky, que aunque el nombre suene foráneo, es un grupo de la casa formado hace poco más de dos años. Ello no impide que ya hayan visitado las Alemanias con su disco debut. Ante un público más familiar que nunca (volviendo al hilo conductor de los días anteriores), la banda formada en Barcelona, agradecidísima con el público inicial y con el que las oía y no podía evitar quedarse a escuchar más adelante, tanto tocó temas aún no publicados, que indican que esta banda apunta maneras, temas que ya aparecen en “Hørses” y “Phantøm City“e incluso una versión de ‘Running Up That Hill‘ de Kate Bush con engaños de falsos finales. Salieron ufanas de los problemas técnicos con la simpatía y naturalidad de su teclista, Eva Carasol, y tuvieron un gran soporte musical tanto con esta última como con la baterista, Núria Palacín. Más discretas (por timidez, que no por falta de talento) estuvieron la bajo, Maite Weinhold, y la guitarra, Laia Gil, con momentos de detalles preciosistas que escondía discretamente girándose hacia atrás. Sin duda, la voz de Made Torres es especial y potente, por lo que quizás en su caso no haría falta abusar del reverb en todos los temas.

Vida Festival Kelly Kapowsky

Kelly Kapøwsky en La Cabana del Vida Festival

Tras las Kelly Kapøwsky, nos apetecía un poco de rollo cantautor profundo, y qué mejor que saborearlo con Enric Montefusco, también producto de la casa y que se presentaba en el Vida Festival con su primer disco en solitario bajo el brazo, “Meridiana“, inspirado en los pasares y quehaceres de su “barrio” (?!), la Meridiana barcelonesa. Decimos que nos apetecía el rollo cantautor por lo de que el propio autor es el que te presenta la historia de los temas y te los contextualiza, lo que te hace entender más, si cabe, su obra, cosa que hizo Enric Montefusco con la misma gracia de siempre. Terminaría también el concierto, unos diez minutos antes de lo previsto, como lo suele hacer: con los músicos entre el público, una muestra más de la cercanía del compositor para con los suyos. El desconcierto, fue, no obstante, generalizado, al prever una duración más larga de su actuación.

Enric Montefusco Vida Festival

Enric Montefusco tuvo un público entregado de principio a fin.

Diez minutos de retraso en un festival son cruciales. Diez fueron precisamente los minutos con los que salían de retraso los catalanes Mishima, diez que retrasarían el concierto de Warhaus. Qué decir de Mishima que no se haya dicho antes… pues que, como pasó ya en el Primavera Sound, no dudaron para nada en desgranar su último trabajo, “Ara i res” que no por reciente era poco conocido por el público. Mishima ha sabido labrarse disco tras disco, concierto tras concierto, un hartón de seguidores fieles con su tenacidad y una actitud que ya es el sello de identidad del grupo desde el mismo momento en que aparece David Carabén en el escenario.

Mishima Vida Festival

David Carabén de Mishima, auténtico líder.

Para Warhaus tendríamos de nuevo entre el público a algunas de las componentes de The Crab Apples en modo cantarín activado aunque un pelín menos bailongo que el día anterior, que para eso ya estaba la fumadora y adicta al móvil entre acto y acto Sylvie Kreusch. La banda belga liderada por Maarten Devoldere (Balthazar) ofreció un espectáculo visualmente elegante. Puede que su propuesta, en esta ocasión de nueve temas, no sea santo de la devoción de una mayoría, pero no por ello faltaron los guiños a Cataluña, que no fueron más que la guinda a una actuación donde no faltaron ni la multiinstrumentación ni la exploración de nuevos sonidos con los instrumentos de siempre. Mención especial merece también el detallazo de Devoldere, que tras la actuación firmó y entregó personalmente un par de set lists.

Warhaus Vida Festival

Warhaus ofrecieron un espectáculo elegante.

Con el ligero aumento de público en la explanada monticular del Vida Festival, no nos quisimos arriesgar a perder las primeras filas para Warpaint, por lo que Fleet Foxes no pudo ser esta vez. Cerraríamos, pues, la jornada con las americanas, con un set que resultó corto, demasiado corto, con solo nueve temas y uno eliminado sobre la marcha, según el set list inicial. Lejos de ser la brevedad mala señal, el motivo fue principalmente el show montado por Stella Mozgawa, acompañada ocasionalmente por una atinada y coquetona con su lazo negro Emily Kokal, y por el vaivén constante de Jenny Lee Lindberg. Menos por la labor encontramos a Theresa Wayman, a la que el vino tinto no la puso del todo a tono pero sí le permitió corregir el “Buona sera” a modo de saludo de Emily por un “Buenas noches”. Si en el Primavera Sound de 2013 Warpaint no nos resultaron soporíferas porque el amor puede con todo, es un hecho que la explanada del Vida Festival se convirtió en esta ocasión en una gran fiesta donde no bailar era misión imposible. En vivo, el nuevo giro del último trabajo de Warpaint, “Heads Up” surte efecto, y del bueno.

Vida Festival Warpaint

Emily Kokal, de lo más simpática en el Vida Festival

Hubiera estado bien seguir la fiesta con Jagwar Ma, pero como no queríamos perder el último autocar de vuelta a Barcelona, decidimos sacrificarlo. Lo que no sabíamos cuando nos dirigíamos a la estación es que la vuelta a casa sería de nuevo una odisea que convertiría un viaje al centro de Barcelona de, supuestamente, 55′ en uno de 1h45′, empezando por el hecho de que el convoy efectuó su salida por un andén equivocado. El resto de la odisea, si eso, ya os la contamos otro día.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

One comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *