El Festival FAX late de nuevo

Hace un par de semanas nos desplazábamos a la villa de Xinzo da Limia (Ourense) para asistir a una nueva edición del Festival FAX que tras 10 años de silencio volvía a llenar de música la Alameda do Toural. Un evento que volvía a la vida gracias a la colaboración entre Escena Sonora, el Concello de Xinzo y la Diputación de Ourense y que contaba con cuatro grupos sobre el escenario:

La tarde comenzó con Coanhadeira, una formación ourensana que nos acompañó durante el atardecer con sus melodías folk. Sí, lo reconocemos: invertimos este concierto para pasear por la Alameda y coger los últimos rayos de sol y es que se anticipaba una noche realmente fría.

Tras ellos fue el momento de la coruñesa María Xosé Xilvar o lo que es lo mismo Sés. Para quienes no conozcáis a Sés, desde Hipsterian os podemos contar que se trata de un referente dentro del panorama musical gallego. Una artista que se basa en la música de raíz a la que le da un nuevo enfoque y dota de una vertiente reivindicativa. Sin duda la actuación de Sés fue la que más público congregó en la Alameda do Toural y es que no hay duda: Sés tiene una legión de incondicionales que la acompañan allá donde fuese.

Esta legión se notó de manera inversa al finalizar el concierto de la cantautora ya que la Alameda do Toural decayó en cuando al número de público y el frío comenzó a hacer de las suyas. Buscando cazadoras que nos arropasen asistimos a la actuación de otro grupo ourensano: Habitación Vudú.

Habitación Vudú nacen en Escornabois, una pequeña localidad de A Limia, por lo tanto jugaban en casa y eso se notaba. Entre el público amigos y familias que codeaban todas y cada una de sus letras de su EP debut “Flores Falsas“, un trabajo donde el pop y el rock se dan la manos sobre el sonido de las guitarras de Jose Freiria e Isidro Vidal.

El fin de fiesta, entre estalactitas y estalagmitas, lo pusieron los olívicos Eladio y los Seres Queridos. Solo los valientes aguantaban en la Alameda do Toural, y aunque en algún momento temimos ser atacados por Caminantes Blancos no sucedió, pudimos disfrutar de manera pacifica del concierto de la banda viguesa, que no se cansa de presentar su último trabajo “Cantares“, un trabajo del que no hace mucho hablábamos con Eladio Santos. Un broche a un festival con un marcado acento gallego.

Tan importante como la música ha sido el corte solidario que ha tenido este Festival FAX.Y es que el 30% de lo recaudado en la venta de entradas, una cantidad próxima a los 1.000 euros, será donado a la Fundación Lisimi quienes trabajan para la mejora de las condiciones de vida de las personas con discapacidad intelectual en la comarca de A Limia. Una vez más cultura y solidaridad se dan la mano.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *