Kakkmaddafakka hace bailar a Madrid en su gira española express

“Moderdonia, Moderdonia, esa es nuestra nació.

Yo te quiero, Moderdonia, y te hago la promoció.

Si algún día Antiguonia nos mete la droga aquí,

con la ayuda de Echenique, venceremos jibiri jibiri jibirí”

 

Con tal potente himno empezó la semana pasada el concierto que Kakkmaddafakka ofreció en la sala BUT de Madrid ante un público ansioso, joven, despreocupado y afortunado de estar allí tras el sold-out que colgaron días atrás.

Resulta un completo misterio cómo la banda noruega, liderada por los hermanos Axel y Pål Vindenes, ha acabado siendo fan de los integrantes del programa de los progres de la SER “La Vida Moderna”.

Todo el mundo ha preferido no ahondar más en las causas y dejarse llevar por el momento, el caos y esa amistad surgida en Twitter y culminada en el escenario de la sala but el pasado 14 de noviembre.

Era martes por la noche y una servidora llegaba corriendo, tarde para variar, al show de los noruegos. Nada más entrar se escuchó el himno. Bien, había llegado a tiempo.

No necesitaron ni tres minutos para conseguir calentar el ambiente madrileño entre temazo y temazo. Está claro que son pura energía y que la gente iba ya muy predispuesta a saltar, bailar y darlo todo (no sabemos si empujados, en parte, por algunas bebidas espirituosas).

Fotografías cedidas por La Trinchera

‘Touching’, ‘Restless’, ‘Your Girl’… Sus éxitos anteriores no restaron importancia a la verdadera razón de esta gira: presentar su nuevo álbum “Hus”. Los chicos sorprendieron al público con un directo potente que incluía, por primera vez en España, temas como ‘Neightbourhood’, ‘Blue Eyes’ o ‘All I Want To Hear’. El disco nos transporta a su hogar en Bergen y nos enseña que los nórdicos también saben bailar y salir de fiesta.

Camisetas fuera, banderas ondeantes e incluso violencia gratuita. Algunos ya íbamos preparados para esto último, pero está claro que una parte del público quedaría confundida al ver subir al escenario a los cómicos Ignatius Farray, Quequé y David Broncano poco antes de acabar el concierto.

Como ya he dicho, los músicos llevan algo más de dos meses gestando una relación a través de las redes sociales con los locutores de La Vida Moderna. Tal es así, que les lanzaron un reto por el cual Axel Vindenes Wild Nature se debía enfrentar a Ignatius Farray Pollito de Troya. Así fue, y para el que aún no se haya enterado, sin ánimo de hacer spoiler…. Venció Ignatius.

Fotografías cedidas por La Trinchera

El show del pasado martes dejó la misma sensación que transmiten Kakkmaddafakka en sus discos y en sus canciones. Fue como hacer un viaje de juventud con tus amigos por Europa en Interrail. Más o menos. Con alegría, risas, cerveza y toda una vida por delante.

La gira del sexteto que ha venido de la mano del ciclo Budweiser Live ha sido corta pero intensa, pasando en tan solo una semana por Madrid, Valencia, Sevilla, Málaga, Zaragoza y Barcelona.

Nos toca decirles adiós de momento, aunque nos han prometido que el próximo verano volverán a visitar tierra española para estar presentes en los principales festivales de la península. ¡Ganas no nos faltan!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 3,50 out of 5)
Cargando…

One comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.