El “Resplandor” de Maryland

Tras casi cinco años de silencio, y con cambio de idioma por el medio, hoy es el día en que los olivicos Maryland lanzan al mercado su nuevo trabajo “Resplandor“, 10 nuevas canciones que ponen en primera línea de fuego con un trabajo que busca la consolidación total de la banda.

En Hipsterian Circus hemos tenido la suerte de hacernos con uno de los primeros ejemplares que han salido al mercado y a continuación, como si fuésemos el mismo Jack El Destripador, hemos decidido diseccionarlo. Así que cojamos los cuchillos y comencemos a trocear este “Resplandor“.

El álbum se abre con ‘Ave Fenix‘, un tema que hace una semana descubríamos de la mano de Virginia Díaz en sus 180 Grados. Cinco años de silencio que se rompen a golpe de guitarra, un tema que anticipa un disco cargado de energía y melodías pegadizas pero calma aún estamos en el primer tema, mucho puede cambiar.

Seguimos con ‘Arde‘ y no bajamos la guardia. Las guitarras de Ruben y Eric siguen marcando el ritmo de este regreso. Pero cuando pensamos ante un disco cargado de rock y guitarras nos encontramos con ‘Nueva York‘ ¿Qué es esto? Y lo que más importante ¿qué es lo que tanto me atrapa? ‘Nueva York‘, aún siendo un medio tiempo, consigue que te enganches desde la primera nota. Posiblemente nos encontremos ante uno de los mejores temas de este trabajo pero ¡calma! Aún queda mucho disco por delante.

Seguimos nuestro camino con ‘Largo Recorrido‘. Sin lugar a ningún tipo de duda nos encontramos ante el tema más pop de la banda, uno de esos temas que harán que las primeras filas rompan a cantar y suspirar por los hermanos Castelo. ‘Largo Recorrido‘ nos conduce a ‘Cometas o Estrellas‘. Es aquí donde Ruben luce su traje nuevo ¡y es que el cambio de idioma le sienta tan bien! Cuando hablas de Maryland con mucha gente siempre hay alguien, es inevitable, que regrese a ‘Camino‘, ‘Camino‘ como piedra angular de la banda, como señera, santo y seña de Maryland o por lo menos lo era hasta este momento. No, no sabemos que ocurrirá con este disco pero tenemos claro cuando un tema pasará a formar parte del set-list de gran temas de una banda y es que aún bajando las pulsaciones de este “Resplandor” ‘Cometas o Estrellas‘ se postula como el punto de apoyo de este nuevo trabajo.

Pero como hemos comentado con anterioridad este disco desprende ritmo y actitud; con ‘Disculpas Aceptadas‘ regresamos al camino de guitarras y energía pero no lo hacemos de manera abrupta. Quizás llegue aquí una de mis “quejas”: a ‘Disculpas Aceptadas‘ le cuesta arrancar debo reconocer que deja un buen sabor de boca y eso que a medio tema mi pensamiento no era demasiado positivo, pensaba que me encontraba frente a uno de esos temas de relleno que la mayoría algunos discos contienen pero no, no es así. Es cierto que me planteo hubiese pasado si desde el primer instante ‘Disculpas Aceptadas‘ hubiese sido un bofetón contundencia y energía… y ahora me gustaría hacer una pregunta a vosotros, chicos de Maryland que sabemos que nos leéis ¿cómo sonará ‘Disculpas Aceptadas‘ en directo? ¿Será una caricia que se intensifica hasta zarandearnos o será un sopapo sin clemencia?

Con ‘Tranquilidad‘ entramos en tercio final de “Resplandor“. La batería de Ale Penido y la voz de Ruben se funden y nos transportan en un medio tiempo hasta ‘Sueño Lúcido’ y… ¡boom! Este “Resplandor” estalla de nuevo y no logro salir del bucle ‘¿cómo sonará en directo?‘, así que cojo mi agenda y anoto con mayúsculas 24 de febrero, ese día Maryland juegan en casa, bajaran las escaleras de La Iguana para hacer ruido, mucho ruido. Vosotros, seres de capital, tendréis que esperar hasta el 10 de marzo pero no os preocupéis, en menos de un mes os diremos qué nos ha transmitido el directo de Maryland.

Mientras escuchaba ‘El Club de los Cinco‘ me planteaba cuántas cosas encerrará ese “comenzamos de cero…“. Está claro que este nuevo trabajo es un punto de inflexión en la carrera de la banda, no creo que hayan dejado atrás este indie tan noventero, los flequillos continúan, la esencia se mantiene pero algo ha cambiado o mejor dicho, ha madurado, quizás sea que ahora todos podemos hacer sus letras nuestras, que sabemos qué nos quieren decir sin dobleces. Maryland mantienen la actitud, pero ahora ésta ya no es pose es forma de vida.

El disco se cierra con ‘Felina‘. Personalmente esperaba que “Resplandor” terminase con un medio tiempo pero no, no ha sido sido así. ‘Felina‘ comienza con la voz de Ruben arropada por la guitarra de Eric pero poco a poco las diversas capas se superponen dando lugar así a uno de los temas más emocionantes de este regreso. Sí, los gallegos se han guardado una gran bala para el duelo final.

En este web no podemos prever el futuro, para eso podéis visitar la de Esperanza Gracia, pero sí os podemos decir que el disco que hoy tenemos entre nuestras manos es uno de los lanzamientos más interesantes de los últimos meses. Atrás queda mucho (demasiado) tiempo de silencio, que ahora se rompe con una decena de canciones que marcarán un antes y un después en la trayectoria de Maryland.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votes, average: 4,33 out of 5)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.