Maika Makovski y Zahara o como terminar como Las Grecas

Nunca un temporal, o ciclogénesis como lo llaman los modernos, consiguió que nos quedásemos en casa. Así que luchando contra las inclemencias del tiempo decidimos acercarnos a El Ensanche para asistir a la segunda parada de los Escenarios Mahou en la provincia de Pontevedra. Un concierto que acercaba a Vigo a Maika Makovski y Zahara, una oportunidad única de ver la música desde dos puntos de vista diferentes.

La noche arrancó de la mano de Maika Makovski quien llegaba a Vigo para presentar su último trabajo “Chinook Wind“. Un par de guitarras, una eléctrica y una acústica, y un piano fueron los únicos aliados de la mallorquina en la noche en la que se daba a conocer para muchos de los asistentes al concierto, porque no nos equivoquemos, el plato principal de la noche era su compañera de cartel tal y como Makovski reconocía. Pero esto, lejos de ser un impedimento, se convirtió en un estímulo para compositora quien poco a poco se fue haciendo con el público.

El concierto se abría, al igual que su último trabajo, con ‘Canada‘, poco a poco, mientras abrazaba el tema las miradas de incredulidad se iban centrando en la artista. Y es que Maika Makovski comenzaba a hacer gala de su tremenda voz y de su energía sobre las tablas. Una energía que se desborda cuando Maika se sienta ante el piano. Ahí la artista desarrolla totalmente su talento y magnetismo, se hace grande y su voz lo inunda todo.

Pero no solo pudimos escuchar temas de “Chinook Wind” hubo incluso tiempo para homenajes y que es que Makovski hacía su propia versión de ‘China Girl‘ de David Bowie, uno de los artistas que más le han influido en su carrera. Una hora más tarde y con la sala rendida a su talento, la mallorquina abandonaba el escenario de El Ensanche entre aplausos y dejando una grata sensación en el público.

Como ya hemos comentado con anterioridad el momento más esperado de la noche era la actuación de Zahara. Mucho ha cambiado la vida Zahara desde “Santa“, un trabajo que veía la luz en la primavera de 2015, ahora en las estanterías de sus seguidores descansa su novela Trabajo, Piso, Pareja publicada el pasado año y en la vida de la artista hay un nuevo elemento: ahora además de compositora e interprete Zahara es madre y hace de su maternidad bandera.

La Gracia‘ era el tema escogido por la jienense para comenzar su concierto, un concierto en el que la interprete no estaba sola; Zahara tiene la virtud de rodearse de grandes músicos y en esta ocasión no iba a ser menos, al bajo pudimos encontrar al Chapo González mientras que la guitarra (y los coros) eran propiedad del Manu Cabezalí, difícil equivocarse con tan buena compañía. Así, rodeada y en buena compañía pudimos disfrutar de canciones propias como ‘Leñador y la Mujer América‘ o ‘Con las Ganas‘, tema que ponía punto y final actuación, como ajenos ya que Zahara nos regaló una versión de ‘Senza un Perché‘, un tema de la italiana Nada que la artista conocía a través de la serie The Young Pope, dirigida por Paolo Sorrentino.

El fin de fiesta Maika y Zahara añadieron una nueva acepción a la expresión “terminar como Las Grecas” y es que ambas compartieron ‘Orgullo‘ un tema de 1974 del dúo madrileño formado por Carmela Muñoz y Tina Muñoz . Un fin de fiesta que redondeaba un concierto que dejó satisfecho al público que agotaba el aforo de El Ensanche.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.