CRÓNICA (II): WARM UP se consolida en su segunda edición.

La segunda jornada del WARM UP festival transcurría con otro llenazo total. Y esto se notó sobre todo en el primer gran concierto de la jornada: Izal. Tras que Neuman dejaran el listón bien alto siendo una de las alineaciones murcianas del segundo día del festival, les llegó el turno a los madrileños. La acogida fue espectacular, y se convirtió en el concierto más multitudinario del WARM UP 2018. De hecho la masa humana se movía hasta casi llegar al final de la zona del escenario principal, bastante por detrás de la torre de sonido (por ejemplo, había casi el doble de público que en Kasabian, que fueron uno de los conciertos más multitudinarios de la jornada anterior).

Fotos por Javier Rosa

Izal llegaban con nuevo disco, »Autoterapia», y se dieron un baño de masas. Ofrecieron un concierto bastante dinámico y no dieron tregua a ninguno de los presentes. En el escenario se notaba que ya llevaban una producción gigante, y cómo tal, se han convertido en eso: en gigantes. Su concierto se basó en temas que ya se han convertido en himnos pop como ‘Qué bien’, ‘Pánico práctico’, ‘Magia y efectos especiales’ o ‘Copacabana’, hasta nuevos temazos como ‘El Pozo’ o ‘Pausa’.

Tras Izal, llegaba el turno de otro de los grandes llenos de la jornada: Dorian. Poco más que añadir, son una apuesta segura para un festival, y siempre cumplen por encima de las expectativas. Además nos mostraron algo de su próximo trabajo: »Justicia Universal», sin dejar atrás sus hits pop-electrónicos.

Con Alt-J, personalmente hay un problema. Y es que no consigo conectar con el grupo, es decir, me gustan a nivel de estudio, pero a la hora de presenciar los directos creo que son demasiado perfectos y aunque su juego de luces sea increíble, veo más que un concierto, un espectáculo de luces con banda sonora con unos graves muy acentuados. Aún así el concierto tuvo sus momentos álgidos con temas como ‘In Cold blood’, ‘Breezeblocks’ o ‘Flitzpleasure’ y no estuvo para nada mal.

Fotos por Javier Rosa

Y tras Alt-J llegó el turno del grupo, que personalmente quería ver con más ganas: Viva Suecia. Lo que han crecido es increíble, y aún recuerdo cuando presenciaba conciertos en pequeñas salas murcianas ante un número de público bastante inferior al que tienen actualmente. El concierto que dieron en el WARM UP posiblemente sea el mejor que he visto del grupo hasta la fecha.

Sonaron perfectos, pisaron el escenario con garra, y tuvieron la actitud que le hace falta a un grupo para pisar el escenario de un festival. Están en su mejor momento y nadie les puede parar. ‘A dónde ir‘, ‘Hemos ganado tiempo‘ o ‘Bien por ti‘ son himnos que ya todo el mundo corea en un festival, sin olvidar su nuevo temazo con Elyella ‘Todo lo que importa‘.

Fotos por Javier Rosa

Tras lo vivido con Viva Suecia, aún en éxtasis, la noche comenzaba a girar en torno a la electrónica. El primer turno fue para REM Djs en el escenario Dancefloor. Kutxu, Suzukid y DLPN son los encargados de hacer bailar a gran parte de Murcia cada fin de semana en Sala Rem (Murcia), por lo tanto no podíamos perdernos parte del set, que cómo siempre fue cargado de temazos.

Tras ellos, tocaba correr al escenario principal para ver el live electrónico por excelencia de este año: Vitalic. No voy a mentir, el francés  no  defraudó. Sabe combinar los mejores sonidos electrónicos con unos visuales increíbles, y resultó ser, de los mejores directos del festival. En su set combinó clásicos como ‘Stamina‘ o ‘Poison Lips‘ junto a nuevos temazos como ‘If you don’t use it, you lose it‘. A diferencia del set de The Bloody Beetroots, el francés ofrecía al público amante de la electrónica calidad, un live perfectamente diseñado y delicadeza a la hora de la puesta en escena.

Tras el regalo de Vitalic, pudimos presenciar lo que quedaba del concierto de Joe Crepúsculo, y qué decir: una auténtica fiesta. Pero no es nada nuevo.

El encargado de cerrar la noche era Dj Coco. He de decir que no estuvo para nada mal, pero fue una sesión muy normalilla, sin novedades y con temas que conocemos de sobra. El recinto se notaba más vacío que el día anterior a esa hora y el cierre pareció algo más apagado, pero aún así no vamos a negar que hizo una buena sesión.

Fotos por Javier Rosa

La segunda edición del WARM UP cierra con positividad, una asistencia mayor a la del año anterior, un recinto cómodo en general sin aglomeraciones y precios asequibles, nuevos escenarios, y un cartel que va creciendo. Esperamos con ansias al WARM UP 2019 (del que por cierto, salieron 6.000 abonos a la venta el Miércoles pasado y se han agotado todos).

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.