Rayden: “Quiero que la gente me quite de la ecuación y se apropie de mis canciones”

Entre humor y sarcasmo, el polifacético Rayden aterrizó el pasado sábado 27 de octubre en la sala Gatsby  para cerrar el ciclo de conciertos Mahou, que durante dos semanas abarrotó escenarios de toda la geografía gallega. Vigo supuso la última parada en España de la gira Antónimo, que toma su nombre del cuarto disco del rapero, álbum con el que decidió romper con las etiquetas, las ataduras y los prejuicios de un género que hace tiempo pedía riesgo e innovación.

En esta ocasión, David Martínez nos ofreció un concierto mucho más íntimo a los que nos tiene acostumbrados, pues se presentó en la ciudad olívica con la única compañía de un contrabajo y una guitarra de jazz. El artista nos confesó en una entrevista previa al concierto que este formato que ofrece Escenarios Mahou y con el que tantas vino a Galicia facilita la cercanía con el público, algo que en los grandes conciertos supone una desventaja, ya que es imposible quedarte con las caras de los presentes. “A mí me gusta adentrarme y que pasen cosas, me gustan las distancias cortas”, sin embargo también afirma la satisfacción que le produce robar público a otros artistas en los festivales: “me gusta que vayan con los oídos predefinidos a escuchar un grupo y que a mi me encuentren de camino”.

Fue precisamente con esta gira, Antónimo, con la que Rayden dio un salto exponencial a los grandes festivales, mostrándose sorprendido de cómo pasó de ser el “bicho raro” a que la crítica lo posicione ahora entre los tres mejores conciertos de festivales como el Viña Rock, Arenal Sound o Sonorama, viendo desde sus propios ojos como su formación inicial y la de sus compañeros Mediyama o Dj Mesh crece. No obstante, a pesar de todo lo bueno que le aportó “Antónimo” en su carrera, David reconoció ante su público antes de empezar el concierto que estaba deseando dejar esta gira de lado para entregarse de lleno a su próximo lanzamiento, segundo parte de una trilogía que llevará por nombre “Sinónimo”. “Nunca antes había estado tan ansioso ni emocionado por lanzar un disco, es un álbum increíble y quiero que deje de ser mío, quiero que sea de la gente y me quite de la ecuación para que cada uno vea reflejado en las canciones sus propias vivencias. Sé que tengo algo muy increíble entre las manos, es como un secreto pero en el mejor sentido, necesito contarlo”.

El primer single de Sinónimo ha salido a la luz el pasado mes de septiembre y los presentes en la sala Gatsby han tenido la suerte de poder escucharlo en directo. ‘Caza de pañuelos’ coincidió además con la primera canción del disco que el rapero grabó en estudio y no pudo esperar más para compartirla: “fue un balazo que me atravesó y quise sacarla, cuando hay una energía tan sincera hay que hacerle caso. Quiero que si alguien tiene que escuchar una única canción del disco sea esta, me parece arte, útil”.

Sin embargo, el rapero quiere dejar claro que no todas las canciones de Sinónimo seguirán la misma temática y estilo: “algo bueno que tengo es la versatilidad, y aún así parece que escuchan dos canciones mías y juzgan, cuando no saben que cada canción va a ser una pedrada. He querido hacer este camino de migas, un laberinto para llevar el disco a la gente de manera premeditada. Podía haber elegido el tema con Bely Basarte, ‘Abrazos impares’ con Pablo López o las colaboraciones con Andrés Suárez e Iván Ferreiro y la gente llegaría al disco con otro rollo. O podía haber sacado ‘Habla bajito’ y luego ‘Caza de pañuelos’ y la gente se quedaría con que es un disco reivindicativo y social, no me gusta poner etiquetas.”

De esta versatilidad quedó constancia con ‘Besescientosdoce’, tema que Rayden presentó por primera vez en directo el sábado, un día después de su lanzamiento. El mismo está inspirado en El principito, su libro de cabecera, el cual afirma leer cada año desde una óptica distinta: “hice un poema dentro de mi segundo libro sobre El principito y tenía la sensación de que me quedé corto. Quería ver cuánto podía dar esto de si. El tema lo escribí en abril, el día que el libro cumplía 75 años”. En un principio David no tenía pensado elegir este tema como single, pero afirma que durante el proceso de grabación se generó una energía que necesitaba compartir con el resto del mundo.

Llegando al final del concierto y en un tono muy crítico, el rapero compartió con el público su reciente experiencia en el Parlamento Europeo: “he asistido como embajador de Google para erradicar el discurso de odio tanto de redes como de centros educativos y al final terminé señalando con el dedo a representantes políticos. Me gusta ser directo, decir las cosas si tengo oportunidad. También busco ser elegante, intento buscar la caricia suave que es la que más duele, al igual que con la música”.

Antes de despedirse Rayden interpretó dos de los temas que habían resultado más votados en la encuesta que Mahou ofreció previamente al público: ‘Tres otoños’ y ‘En mi cabeza’, desatando una ovación generalizada que desembocó en su tema más emotivo ‘Matemática de la carne’.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 4,00 out of 5)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.