Indignu, música al otro lado

Este verano tuve la suerte de formar parte del Festival IKFEM, un evento que sonoramente dista mucho de lo que estáis habituados a leer en Hipsterian Circus pero que ha logrado que mi punto de vista musical haya cambiado significativamente. ¿Por qué? No solo por lo que allí haya podido escuchar sino por su emplazamiento. El IKFEM se celebra en lo que se conoce como Eurocidade Tui-Valença. Las eurociudades nacen como acuerdos entre municipios próximos, vinculados históricamente pero pertenecientes a distintos estados con el principio de compartir recursos y sinergias para la promoción conjunta, en este caso Tui y Valença son dos localidades separadas por un río, unidas por dos puentes y mucha historia común.

Tras convivir, trabajar y colaborar con personas del otro lado de “a raia”, lo que llegó fue inevitable: una apertura total al panorama cultural luso. Ya estaba bien de mirar con ojos envidiosos a Madrid o a Barcelona como parada de las grandes bandas o mirar a Porto como un lugar en el que poder ver a esa banda que tanto te gusta y es la ciudad portuguesa su parada más cercana. Así comenzamos a viajar de manera más habitual al Theatro Circo de Braga, al Diogo Bernardes de Ponte de Lima y hacer nuestros festivales como el Paredes de Coura o el Vilar de Mouros dejando claro que un río ya no es frontera porque aquí y allí a un nexo común más grande: la cultura.

Así la pasada semana fuimos invitados al Teatro Diogo Bernardes de Ponte de Lima para disfrutar de la presentación de “Umbra” el cuarto trabajo con el que Indignu [lat.] ha celebrado sus 15 años sobre los escenarios y que los confirma como la banda de referencia dentro del post-rock luso aunque lo cierto es que esa etiqueta se queda pequeña cuando te enfrentas a uno de sus directos.

Indignu [lat.] es mucho más que una banda de post-rock. Es cierto que la primera escucha no es la más fácil, ese post-rock de corte experimental quizás no sea lo más digestivo para un viernes por la tarde por sus ráfagas apocalípticas pero os puedo asegurar que una vez que entras y aceptas el juego de sonidos, atrapa. Sonidos pesados basados en la superposición de capas sónicas nos transportan desde nuestra butaca a paisajes mucho más oscuros y sombríos.

Originarios de Barcelos lanzaban su primer trabajo “Fetus in Fetu” al mercado en 2004 pero fue casi una década más tarde, con la salida al mercado de su segundo trabajo “Odyssea”, cuando Indignu recibió el beneplácito del público y la aclamación de la crítica. Buena culpa de ello fue la llegada a la formación de la violinista Graça Carvalho y con ello una nueva búsqueda de horizontes sonoros, porque en ningún momento sabes con quién te enfrentas. Recuerdos a Mogwai, ecos a Jardín de la Croix pero siempre con un sello propio que lo convierte en un sonido único en el que la potencia de la batería se entremezclan con los violines y las guitarras se fusionan con los pianos y arreglos de cuerda.

Tratándose de un evento especial como el del viernes la banda contó además sobre el escenario con la presencia de Manel Cruz, la inconfundible voz de Ana Deus, la guitarra portuguesa Edgar Ferreira y el acompañamiento Ruca Lacerda a la guitarra. Convirtiendo el evento en algo más que música, en una celebración de aniversario.

Tras el concierto, en un clima mucho más distendido debatimos si el Miño es frontera o es unión… nosotros lo tenemos claro: lo cruzaremos las veces necesarias para seguir celebrando aniversarios y disfrutando de la cultura.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.