Crónica: Zahara en Sala Rem, o un viaje a través de un universo interior.

El pasado viernes 22 de febrero Zahara volvía a Murcia, de nuevo a la Sala Rem, esta vez con nuevo trabajo que ha arrasado entre sus fans (y los que no lo son tanto). Volvía bajo el ciclo de los conciertos del Warm Up (que se celebrará a principios de mayo en Murcia), dónde también está confirmada en el grueso del cartel.

Una vez más, volvía a agotar entradas con bastante tiempo de antelación, y esto se hacía notable en una sala abarrotada hasta los topes, con un público que esperaba desde bastante antes de la apertura de puertas a la artista.

Cuando salió al escenario, el tiempo se paralizó. El atrezzo perfecto para la ocasión, nos trasladaba al espacio exterior. »El Astronauta», el nuevo trabajo de la cantante, está repleto de metáforas y comparaciones espaciales con dramas y alegrías de lo más terrenales. Es capaz de hacerte llorar al mismo tiempo que bailar. Pero esa es Zahara, llorar mientras bailas.

Fue desgranando su nuevo trabajo pedazo a pedazo, aunque hubo tiempo para todo. Mis favoritas con el añadido de la puesta en escena fueron ‘Multiverso‘ y ‘Bandera blanca‘, pero también se llevaron mi emoción ‘Guerra y Paz’, ‘El Astronauta‘ o ‘David Duchovny‘. También hubo lugar para las risas con su ‘monólogo’ explicativo del por qué de ‘Adjunto foto del Café Verbena‘.

También sonaron temas anteriores, como ‘La Gracia‘ (una de mis favoritas del disco »Santa» y que me conquistó cuando la vi por primera vez), ‘El Deshielo‘ o incluso ‘Con Las Ganas‘, en la que por primera vez, pude ver en un concierto en Sala Rem a todo el público callado, cosa que se da solo cuando se alinean los astros, y quizás fue el momento más intenso de toda la noche, dónde la artista se dejó la piel emocionalmente hablando.

El final del concierto quizás fue el más festivo, con ‘Caída libre‘, preparando terreno para el hit del nuevo trabajo: ‘Hoy la bestia cena en casa‘. Hit, que acompañado de visuales con todo tipo de políticos convertidos en replicantes y humanos, deja más que palpable el aura política del tema, además este tema me recordó en su primera escucha a ‘Green Light‘ de Lorde, y le tengo especial cariño. La guinda perfecta para el pastel.

En definitiva, dos horas de concierto que se pasaron en un soplo, con muchos temas nuevos y antiguos, y con una artista sobre el escenario que tiene un buen rollo impresionante con su banda (eso de verdad que se nota), y que, además, sabe transmitir tanto en sus composiciones y en sus directos. De momento en mayo volveremos a verla. Es justo cerrar la crónica con una frase que escuché al terminar el concierto: »Creo que ni ella misma sabe lo diva que es».

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.