Crónica Mad Cool 2019: viernes

Segundo día de esta cuarta edición del festival Mad Cool, tercero si tenemos en cuenta la Welcome Party. ¿Sensación en el cuerpo? Bien, podría ser peor. ¿Sensación en las piernas? Esas son las que peor parte se están llevando. Eso sí, tonificaditas. ¿Sensación en el alma musical? Nos va a petar la patata en cualquier momento. Pero mejor nos dejamos de historias y te contamos cómo nos fue en esta segunda jornada.

Empezamos la cita musical con Marina (& The Diamonds, aunque eso ya quedó atrás), reina del indie pop más flúor. En las primeras filas, decenas de jóvenes hablan sobre qué canciones eran imprescindibles para ellos. «Por favor, necesito que cante ‘To be human'». La diosa griega, como la llaman algunos, salió acompañada de su cuerpo de baile, que iba rotando en función de la canción. Cantó algunos de sus grandes éxitos como ‘Hollywood‘ o ‘Primadonna‘ con los que demostró que sabe lo que se hace.

Tras ver rápidamente a Marina, corrimos para no perdernos a Miles Kane. Abanderado del britpop y colíder de The Last Shadow Puppets, Kane era uno de los más esperados del día. Con los pómulos pintados de brilli-brilli como buen moderno que es, el inglés hizo bailar a los presentes con algunos de sus mejores temas. ‘Rearrange‘ fue posiblemente el más bailado, aunque bastante seguido por ‘Come Closer‘ .

Llegadas las 22:00 h., en el escenario Mad Cool era el turno de The National, uno de los grandes esperados de la noche. Arrancaron con ‘You had your soul with you‘, uno de los temas de su último trabajo, para luego seguir con ‘Quiet light’ y ‘Hey Rosie‘. Los de Ohio se dieron un baño de multitudes, literalmente, pues Matt Berninger cantó más de un tema entre el público, donde se dejó querer por los fans. Un concierto redondo de uno de los grupos más sólidos del panorama musical actual.

Tras The National, cogía el testigo el que probablemente fuese el reclamo absoluto de la noche: The Smashing Pumpkins. Los primeros acordes de ‘Siva’ desataron la locura del público, quien coreó de manera sublime canciones como ‘Disarm‘ o ‘Tonight, tonight‘. Sin duda, los de Billy Corgan hicieron suyo el Mad Cool. Sobre el escenario, tres muñecos de diez metros de altura brillaban al son de las canciones de la banda, hasta finalizar con una explosión de luz y de color al ritmo de ‘Today‘ (este fue en momento exacto en el que nos petó la patata).

Tras esta gran descarga de adrenalina, llegaba, por fin, el momento de ver a un grupo nacional encima de los escenarios principales del Mad Cool: Vetusta Morla. Pucho y los suyos saltaron al escenario con esa energía sobrecogedora que los caracteriza. ‘Deséame suerte‘ y ‘El discurso del rey‘ fueron los temas elegidos para dar arranque al concierto. Alguna referencia al recién estrenado alcalde de Madrid y locura en el público.

Los de Tres Cantos fueron especialmente recibidos por el público, que bailó y coreó grandes temas de la banda como ‘Copenhague‘ o ‘Sálvese quien pueda‘. Pucho aprovechó para mostrarse agradecido por la oportunidad de estar en casa, sin embargo, quiso reivindicar la presencia de más grupos españoles en el festival. Algo con lo que estamos bastante de acuerdo.

Para terminar, Mad Cool despedía su segunda jornada al ritmo de los incombustibles Empire of the Sun. El dúo australiano se caracteriza por su espectaculares directos en los que no escasean los efectos de luz y de sonido, sobre todo de sonido. Sintetizadores y mucho guitarreo eléctrico. La locura llegó con ‘We are the people‘ con el que nadie, absolutamente nadie, fue capaz de no bailar. Para cerrar, uno de sus grandes temas, ‘Alive‘, un fin de fiesta a la altura de lo que se vivió en esta segunda jornada del festival madrileño.

Todavía nos queda un día de este Mad Cool 2019, en el que podremos ver a la mítica banda The Cure, una de las bandas más esperadas de esta edición.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.