Así sonó Paredes de Coura 2019 (Día 4)

Si un nombre sobresalía en esta edición del Vodafone Paredes de Coura no era otro que el de Patti Smith. Veterana curtida en mil batallas, coetánea y amiga de todas las grandes estrellas del firmamento del rock, Patti Smith regresaba a la ribera del Taboão para hablar de lucha, de libertad, del pasado, pero sobre todo, del futuro. De cómo tras más de cincuenta años subida a escenarios sigue creyendo que otro mundo es posible y que la gente, tú, ella y yo, tenemos el poder de transformarlo. Pero antes de encontrarnos con ella, sucedieron más cosas durante esa jornada.

Nuestra tarde comenzó con café en mano y disfrutando, desde la lejanía del concierto de los británicos Time for T quienes pintaban la sobremesa con tintes folks. Un comienzo de tarde tranquilo sabedores de lo que se nos venía por delante. Quizás el primer nombre que reclamaba nuestra atención ya se encontraba programado a media tarde y era del de la estadounidense de ascendencia japonesa: Mitski.

La encontrábamos en el  escenario principal. Elogiada por la crítica y prensa especializada llegaba a Paredes de Coura para presentar su último trabajo “Be The Cowboy”, un álbum que trasladado a un escenario se convierte en una perfomance más cercana al teatro, que no al cabaret, que a la música. La verdad es que su actuación nos dejó fríos: sus temas, en directo, carecen de chispa y la voz de la americana se quedaba realmente pequeña en un escenario tan grande y no, no hablamos del volumen al que sonaba. No son malos pero son robóticos, no hay cercanía de la artista y parece que estamos presenciando Ex_Machina. Al repasar en mi cabeza este momento del día pensaba “tampoco ha sido tan mal concierto”, pero con perspectiva creo que tampoco se podría clasificar como tal. Por mucho que en su momento escribieran en Pitchfork glorificándola, para nosotros Mitski fue decepcionante.

Llegó y todo lo que hasta aquel momento había ocurrido pasó a un segundo plano. Patti salió tímida al escenario, incluso parecía esconderse bajo su gorro, sin mirar al público y con apenas un hilo de voz dijo aquello de ‘Hola a todos, es bonito estar de vuelta’ y como si fuese el mantra de un mago, se hizo la magia. Con el público a sus pies comenzaba a sonar ‘People has the Power’ y la lucha por las libertades de Patti comenzaba, porque sí, estábamos en un concierto de música pero también en un acto político ¡Es Patti Smith! ¿Acaso esperabais que fuese un concierto al estilo Izal? ¡No! Aquí hemos venido a clamar por nuestros derechos y libertades.

Un concierto brillante en la que Patti quiso invocar a quienes la han acompañado a lo largo de estos años, desde Jimi Hendrix hasta los Rolling Stones porque sí, con ellos has convivido y a ellos ha sobrevivido. Ha vencido a mil epidemias, a cientos de guerra y sobre todo a millones de zancadillas que la vida, la música y el punk le ha puesto. Ahora, con las canas al viento, nos sigue alentando a la lucha con un tono más tranquilo pero igual de efectivos. Patti Smith tiene el don de hablarte, da igual que compartas espacio con 26000 personas porque ella hablará exactamente contigo y solo para ti, susurrará en tu oído “the future is now, motherfuckers!” y tú solo pensarás que no le puedes fallar a esa mujer de pelo blanco que bien podría ser tu abuela.

Me gustaría aprovechar el momento, ahora que me estás leyendo, de hablar de la banda que acompaña a Patti Smith. Cuatro músicos encabezados por Lenny Kaye quien desde 1971 lleva a la izquierda de Patti acompañándola en cada una de sus luchas y que se completaban con Jackson Smith a la guitarra, Tony Shanahan al bajo y teclas y Jay Dee Daugherty a la batería, sin duda un combo a la altura de su líder.

Uno de los momentos, personalmente, más emotivos del concierto llegó con ‘Beneath The Southern Cross’ donde Kaye tomaba el espacio de Jeff Buckey. Sí, posiblemente no sea de los temas más reconocidos de Smith pero nos regaló una conjunción de artistas maravillosa.

Entendemos que tiene que ser terrible ser el siguiente artista que pasa por el escenario tras Patti Smith pero de ahí a Freddie Gibbs & Madlib hay un trecho muy grande. Hip-hop al más puro estilo gángster: abdominales marcadas, cadena de oro bien visible y mucho trash-language… Imaginad lo que nos tiene que gustar Brett Anderson que no abandonamos el recinto de milagro.

Porque sí, Suede cerraba esta edición del Paredes de Coura. En mi cabeza solo se repetía “después de Patti Smith esto me va a saber a poco. Con las ganas que tenía yo de ver a Suede” pero no: puedo decir que el concierto de Suede ha sido de los más impresionante que he visto en los últimos tiempos. No, no tienen el virtuosismo de la banda de Patti Smith o sus ganas de cambiar el mundo pero en cambio tienen a un animal de escenario como Brett Anderson, un artista magnético al que nos resultó imposible quitar los ojos de encima. Daba igual lo que sucediese: que saltase la barrera y comenzase a cantar y bailar entre el público, que decidiese interpretar acostado en el escenario ‘So Young’, que se hiciese con una cámara de la organización y se convirtiera en director de su propia película… entre la demencia y la genialidad, Suede hizo un buen repaso a su carrera, no podían faltar ‘Beatiful Ones’, ‘She’s in Fashion’ o ‘Animal Nitrate’ en un concierto antológico que solo tuvo un “pero”: compartir noche con Patti Smith.

Suede abandonaba el escenario, las luces se encendía, el Vodafone Paredes de Coura de 2019 llegaba a su fin y con una sonrisa en la cara decidimos recoger nuestras pertenencias y regresar a casa por última vez, pero quedaban la última sorpresa: oscuridad, silencio y comienza a sonar ‘Blue Monday’, en las pantallas de todo el festival se reproduce un pequeño video agradecimiento a quienes durante cuatro días paseamos por su colina, nos bañamos en su río pero sobre todo disfrutamos de su música. Un vídeo con dos claros mensajes finales. El primero de agradecimiento y es que la palabra “obrigado” quedó suspendida entre los aplausos que inundaban el festival, la segunda: Vodafone Paredes de Coura 2020, del 19 al 22 de agosto ¿regresamos al Taboão?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.