Crónica |GLAS en Sala Rem: os acordaréis de ellos.

El pasado viernes 29 de noviembre tuvimos la posibilidad de asistir al concierto de Glas en Sala Rem. Para quién no los conozcáis aún, se trata de un grupo murciano con un toque indietrónico muy especial, con integrantes de otras formaciones que seguro que os suenan: Paco Ganga (de los míticos Leadings o su propio proyecto Lofelive, del que además sospechamos que tiene bastante culpa de ese toque electrónico), Fede Gas (ex Varry Brava) o Tommy Roch y Álvaro Carbonell de Adiós Nicole.

Ellos cuatro son Glas, y por primera vez en Murcia presentaban su segundo trabajo (el primero fue el EP »Ya estamos salvados»), esta vez un largo titulado »Todo ha cambiado tanto».

Antes de que empezará el concierto, ya habían unas cuantas personas escuchando la sesión de Bryan DJ, con mezclas bastante bailongas y muy variadas, que sirvieron para calentar la pista a lo que venía luego.

Cuando saltaron al escenario Glas, la sala se vino abajo: amigos, familiares y seguidores llenaron la Sala Rem para arroparlos y hacerlos sentir como en casa, y eso se notaba muchísimo, estaban cómodos y a tope de actitud encima de las tablas.

Hemos de decir que con »Ya estamos salvados» consiguieron engancharnos, para más tarde convencernos del todo con este nuevo trabajo. ¿Convencernos de qué?: de qué posiblemente estemos ante uno de los grupos que más lo van a petar de este 2020.

En las tablas lo demostraron, su nuevo trabajo contiene temas más pop como ‘Aquello en lo que creo‘, ‘Te acordarás de mi‘ o ‘Misterio‘ (una especie de remake del temazo ‘Miracle‘ de Lofelive’), que pueden calar muy hondo entre los grandes seguidores del indie nacional aunque tampoco faltó tiempo para las más electrónicas que tienen (y además, mis favoritas): ‘Lo que me cuesta mirarte’ (esta me trae un aire en los synths a mis queridos Crystal Castles cuando existían aún), ‘No has cambiado‘, ‘Por fin te pude olvidar‘ o ‘Estrella

También tocaron temazos de su primer trabajo, entre ellos nuestros favoritos ‘El viaje‘ u ‘Hoy todo puedo suceder‘, que además fueron bastante bien recibidos entre los presentes.

Además la propuesta de Glas comulgaba a la perfección con los visuales y luces de la sala, cosa que hacía la puesta en escena del grupo más vistosa aún. En definitiva, Glas llenaron con su electro-pop fresco la Sala Rem de bailes y confetti, sacando un concierto bastante emotivo por todo lo alto.

Dentro de sus trabajos mezclan a la perfección sonidos más pop con apuestas bastante electrónicas y hacen de estas mezclas auténticos hits. Estamos bastante seguros de que os acordaréis de ellos y que veréis su nombre en más de un festival el próximo año.

Fotos: Alejandro Espinosa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.