Rambalaya, felicidad para este nuevo mundo

En un momento en el que el mundo parece esta cambiado de manera impredecible los catalanes Rambalaya han decidido amenizarnos este fin nuevo mundo con su primer y homónimo LP. Un trabajo que sigue la estela del EP publicado hace apenas año y medio, todavía bajo el nombre de The Ramblers.

Rambalaya presenta una alineación titular liderada por Anton Jarl, quien se ocupa de la composición de la mayoría de los temas de este primer trabajo y lleva el ritmo de la banda parapetado tras su batería. Sobre el escenario le acompañan Jonathan Herrero, quien se convierte en front-man y crooner cuando los vientos comienzan a soplar, Héctor Martín a la guitarra, Matías Míguez al bajo, y Fernando Tejero al piano y el Hammond. Completan la alineación de la banda una sección de vientos formada por Pol Prats, saxo tenor y barítono, y David Pastor, trompeta.

Pero ¿a qué suena Rambalaya? Al más puro y genuino Rock & Roll, ese que parte desde Rhythm & Blues de los 50 y los 60 para ir creciendo paso a paso. Rambalaya suena oldie sin caer en el tedio, de hecho, es todo lo contrario: se convierten en un chute de energía y vitalidad gracias a temas como ‘Bootlegger Man‘ o ‘Can’t Take It No More‘, que conseguirán que nuestros pies sigan el compás de manera espontanea.

Un disco compuesto por 11 cortes, de los que dos (‘Chip On Your Shoulder‘ y ‘Stop Fooling Around‘) han sido recuperados, y revisados, de aquel EP con el que The Ramblers irrumpían en el panorama musical. Un trabajo que ha contado con la producción, y algún que otro coqueteo a la armónica y el saxo, de Dani Nel·lo, líder de Los Mambo Jambo y Los Saxofonistas Salvajes.

En tiempos de confinamiento Rambalaya suena a carretera y libertad. Una banda sonora maravillosa para el nuevo mundo que se presenta ante nosotros. Let’s go, play r’n’r!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.