Conversando con João Carvalho, música al otro lado (II)

Continuamos compartiendo con vosotros la entrevista que desde Hipsterian Circus mantuvimos con João Carvalho, CEO de Ritmos y director del Festival Vodafone Paredes de Coura.

Dawidh. – Ahora que hablamos de conciertos en teatros y salas. Vosotros, además de organizar el Paredes de Coura, desde Ritmos también programáis en salas. ¿Es viable organizar un concierto en una sala sin butacas como Hard Club?

João.Es imposible. En el ejemplo que pones: es una sala con un aforo de casi 1000 personas en la que aplicando las medidas actuales bajaría a 100/150, es imposible. Es imposible pagar la sala, al artista, su estructura…

D. – Analizando el panorama económico tengo la sensación que se han terminado esas giras enormes con grandes escenarios que movilizan grandes séquitos. 

J.Los artistas grandes tienen cachés altos y aplicando la nueva legislación programar sus conciertos no es sustentable. Solo se podrían programa bandas muy indies, realmente emergentes y con un caché mucho más bajo. Bandas pequeñas con estructuras pequeñas.

D. – Entonces los grandes nombres…

J.Si me preguntas a mí creo que las bandas bajarán su caché. De todas formas esto no quiere decir que salgan baratas, debemos asumir que ese tipo de giras cuentan con un equipo detrás: 10 ó 15 personas a las que hay que seguir pagando. Como te decía, con esta ley sólo se podrían organizar eventos de bandas desconocidas y eso empresarialmente es muy complejo.

D. – Pero no solo eso. Después tenemos la otra cara de la moneda: los espectadores. Este clima de incertidumbre nos hace plantearnos cómo de seguro es regresar a las salas, ir a concierto…. Tengo la sensación que costará bastante que la gente regrese a las salas.

J.Yo quiero pensar que las personas regresaran a las salas. Creo que existe una necesidad y unas ganas. Ganas de divertirnos, de ver… me parece que con restricciones y medidas regresaremos en breve a las salas.

D. – Eres optimista sin duda.

J.“En breve” para mí es de aquí a muchos meses. Sinceramente, no creo que suceda antes de cinco o seis meses, no se podrán organizar eventos grandes pero sí, sin duda, regresaremos.

D. – Ayer leía que Graça Fonseca, Ministra de Cultura portuguesa, anunciaba una serie de medidas como que para el acceso a las salas será obligatorio el uso de mascarilla pero no así para presenciar el concierto. Apelaba a la responsabilidad individual, sinceramente me sorprendió mucho.

J.¿En España no?

D. – Bueno, en España actualmente no tenemos una normativa específica para el sector cultural. Sí se ha hablado de los aforos para las diferentes fases de la desescalada pero no se ha legislado de cara a un futuro a corto-medio plazo. Sin duda nos lleváis unas semanas de adelanto.

J.Es cierto que en Portugal no hemos sido golpeados de una manera tan dura como vosotros en España. Nosotros comenzamos muy rápido el confinamiento así como el Estado de Emergencia. Ahora estamos trabajando más rápido pero esto tampoco implica estar haciendo bien las cosas. Existen muchas dudas aún, pero sí es cierto que nunca hemos dejado de trabajar. 

Nosotros tenemos mucha suerte en que el gobierno se ha puesto en nuestro lugar y ha velado por los intereses generales. En España no existe esa protección al sector. Nosotros tenemos, por ejemplo, un año para devolver las entradas de los eventos. Entiendo que es realmente complicado para un promotor español tener que devolver todo ahora mismo porque con ese dinero que se ha ido ganando no es dinero que se haya quedado la empresa, es un dinero que posiblemente se haya usado para promoción, se haya usado para pagar el 50% de los cachés de la bandas, para pagar a las personas contratadas, los gastos ocasionados para la organización… Es realmente complejo para ellos, o para nosotros, tener que devolver de inmediato ese dinero.

Como te decía la ley portuguesa nos protege y nos permite organizar el festival del año que viene y cuando este termine hacer esa devolución. Por decirlo de otra manera, nos dan un año para respirar.

D. – Sé que me voy a meter en un tema espinoso pero: he leído que desde la organización de Festa do Avante!* existen voces discordantes con estas medidas. 

J.Sí, sin duda es el gran tema del momento. Te puedo decir que no he comentado nada en prensa hasta el momento pero que cada día me preguntan por ello pero en la que no me he querido meter. 

Está claro que es un evento ligado a un partido político que tiene mucha influencia en el gobierno y en sus coaliciones, así que ahí se entremezcla la política con la cultura. Es cierto que es una fiesta en la que no deja de haber muchos artistas, muchos conciertos y millares de personas juntas. Piensa que mueve tanta gente como un festival. En la situación actual, con las normas que ahora mismo tenemos, no creo que se celebre y es lo más sensato pero es solo mi opinión personal. 

No creo que se detenga una sector como el cultural, que genera miles de trabajos, y que posteriormente se autorice un evento por estar vinculado a un partido político, no sería lógico.

* A Festa do Avante! Es el mayor evento político-cultural organizado en Portugal, un festival cultural y musical que dura tres días, realizada por el Partido Comunista Portugués.

(Mañana tercera y última entrega de esta conversación)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.