El Drogas, hasta que el cuerpo aguante

Hace unos meses, aprovechando el lanzamiento al mercado de ‘Los 100 Mejores Discos de Rock en Directo’, hablamos con Tito Lesende sobre el rock y sobre la actitud que hace falta para dedicarse a un mundo tan peculiar como este. Por eso cuando surgió la posibilidad de mantener una conversación con, ya mítico, Drogas no lo dudamos tan solo un segundo y nos lanzamos a la aventura de enfrentarnos a una de las personalidades más reconocibles e irreverentes de la historia del rock estatal.

Hipsterian Circus – Tenía preparada una gran entrevista pero repasando papeles esta mañana me he dado cuenta de un detalle que un poco sí me ha trastornado. 

El Drogas – Anda ¿y eso?

HC. – Pues que según wikipedia hoy, 31 de agosto, estas de cumpleaños. Así que lo primero es lo primero: felicidades.

ED. – Pues sí, es verdad. Pero más importante que eso es que es el cumpleaños de mi socia y el mío, y el mío. Así que muchas gracias.

HC. – Dice que firmas 61 ¿se puede seguir siendo rockero a ciertas edades? ¿O la cosa cambia de tal manera que es inviable?

ED. – La cosa cambia… Te iba a decir que en aspecto físico porque sí, porque te tienes que cuidar de otra manera pero esto no llega a los sesenta, esto te va viniendo los años anteriores. Es cuestión de aprendizaje, aprendes a llevarlo de una forma más lógica. 

HC. – Estaba yo pensando, eres de la misma edad que mi padre y… mi padre lleva ya como cinco o seis años haciendo números y contando los meses que le restan para jubilarse ¿tú también te planteas la jubilación o hasta que el cuerpo aguante?

ED. – Yo lo tengo claro: hasta que el cuerpo aguante. Al final es la vida la que un poco la que te indica como ir haciendo las cosas y yo me dejo llevar por ella. Te diré que ahora mismo yo me encuentro muy bien, muy potente y a gusto, estoy desbordante de actividad no me refiero en actuaciones porque ya sabemos cómo está la cosa pero sí acompañando los trabajos discográficos, los ensayos… Tengo la suerte de vivir de un oficio que a mí me tiene enamorado, entonces lo de jubilación no me lo planteo ¡Ya me lo dirá la vida!

HC. – Mientras preparaba la entrevista te escuchaba decir que sigues teniendo nervios antes de cada concierto después de tanto tiempo ¿Qué tiene el escenario para que siga sucediendo eso?

ED. – Uf, creo que es una contradicción. Media hora antes de comenzar, un cuarto de hora antes de salir siempre te quieres ir a casa pero después, una vez arriba, lo que no quieres es bajar. Es un combate interior que está dado por la incertidumbre que tiene la actuación en directo. Sí, llevas un gran equipo, gente en la que confías de verdad y todo está bien pero existe esa incertidumbre hasta que pisas el escenario. Y cuando lo pisas te sientes cómodo, ves que todo funciona, que el trabajo de esa gente es perfecto y te cargas de adrenalina. 

HC. – Como hemos comentado llevas mucho tiempo sobre los escenarios, tocando, componiendo… Viendo como se están poniendo las cosas ¿has sentido alguna vez que ciertas canciones han perdido el contexto en el que fueron escritas y se han podido tergiversar? 

ED. – Creo que desde el momento en que el que haces pública una canción, la canción deja de ser tuya. Yo la interpreto a mi manera pero mi manera no quiere decir que sea una manera más acertada que otras. No me preocupa y ojo que digo “no me preocupa” no que no me importe.

HC. – Es que ahora todo el mundo está ofendido por algo. 

ED. – La verdad es que no me preocupo en exceso del criterio de las personas que escuchan lo que compongo puedan tener. Me preocupa mucho más que tengan criterio propio, eso sí que me preocupa: las personas sin criterio, que generalmente es la gente que más habla de todo y que menos aporta. 

HC. – Comentabas antes que estás a tope pero como todo el mundo has tenido que parar. Tu concierto en Vigo no será el primero dentro de lo que han llamado Nueva Normalidad, hace casi un mes ofrecías un concierto en Torrelavega. Todos conocemos las medidas necesarias para llevarlos a cabo pero más allá de eso: como artista ¿cómo te afecta el cambio? ¿Es posible mantener la misma energía que en los conciertos de la antigua normalidad o esto es una pantomima y no un concierto de rock?

ED. – Mi objetivo siempre ha sido el próximo concierto así que imagina ahora, con ese plus de este formato, de esta nueva estética. Ahora estudiamos cada concierto de manera individual uno a uno.

En Torrelavega hicimos un repertorio, en Vigo, aunque mantendremos buena parte del repertorio, añadiremos canciones. Está claro que las canciones más cañeras, por formato, se están quedando más fuera. Presentamos un repertorio de una manera más tranquila, tenemos que pensar que está en nuestras manos conseguir que la gente esté con plena atención en lo que sucede en el escenario pero ajustarlo de tal manera que tampoco rompa a saltar y a bailar. 

Para nosotros ha sido un verdadero reto presentar un espectáculo como el que ofrecimos en Torrelavega pero salimos realmente contentos del concierto. Te puedo asegurar que estamos metiendo muchas horas de plantear las actuaciones y no menos de ensayo así que ver el resultado es magnífico. Las canciones, aun así, suenan muy potentes y el público está completamente concertado en el escenario, creo que hemos llegado a ese punto de equilibrio. 

HC. – Supongo que el repertorio, además de los clásicos que no pueden faltar, contendrá buena parte del Timbre Acústico de este “Sólo Quiero Brujas en este Noche sin Compañía”.

ED. – Como no puede ser de otra manera, alguno de los clásico caerá pero te diré que depende mucho de cómo vaya el concierto. En ocasiones nos miramos y nos decimos “tal canción” que no viene en el repertorio pero nos la hacemos. Pero sí, sobre todo nos basamos en el Timbre Canalla y de Bullanga y en el Timbre Acústico. Además para esta nueva época hemos recuperado canciones de la parte de Alzheimer y de la de Y Glam del triple disco “Demasiado Tonto en la Corteza”

En vez de tocar canciones con caña, hardcore, de cada trabajo hemos decidido regodearnos en temas más rhythm and blues. 

HC. – Estamos ante un nuevo show mucho más tranquilo.

ED. – Sí… A ver, sí, es más tranquilo que no quiere decir que no sea menos potente. Te aseguro que suena muy contundente y muy compacto. 

HC. – Hablar contigo y no hablar de Barricada es casi imposible. No diremos nada que no se haya dicho o preguntado antes pero me gustaría hablar sobre un detalle no directamente ligada a la banda. Tu último disco con Barricada, “La Tierra está Sorda”, es un álbum conceptual sobre la Guerra Civil. Además hace unos meses te podíamos ver como anfitrión de Ariel Rot en el programa de TVE “Un País para Escucharlo”, en él podíamos encontrarte acompañando a Gorka Urbizo (Berri Txarrak) en el tema ‘Maravillas’ donde se trata el asesinato de la niña Maravillas Lamberto. Ya no como artista sino como ciudadano ¿Crees que algún día habrá justicia en este país?

ED. – En este país si dejamos que los imbéciles no pasen por encima nunca habrá justicia. Creo que depende de la gran mayoría de personas que lo poblamos el terminar con esa parte de España que significa enfermedad y sacar a florecer, por fin, esa parte de luz que hay en este país. 

Yo llevo muchísimos años dando vueltas y vueltas alrededor del estado español y conozco una cantidad inmensa de personas que valen la pena y que aportan su esfuerzo y sus historias para la comunidad. Para mí esas personas sí son patriotas de verdad y no esta gentuza que sale con la banderita en la muñeca y pagan impuestos fuera o los que ahora salen a defender que vivimos en una república monárquica como Alfonso Guerra. Realmente tendríamos que comenzar a no hacer ningún caso a muchos personajes o personajillos que nos van cagando su propia imbecilidad y nosotros la pagamos. 

HC. – Creo que debemos cambiar un poco el tono para que la entrevista no nos quede tan agria. Eres abuelo y como abuelo como le explicas a tus nietos que te vas de gira o que el abuelo llena pabellones donde cientos de personas chillan su canciones. 

ED. – Bueno, no hay que explicar demasiado. Desde que han nacido lo viven, lo mismo pasó con mi hija y con mi hijo al nacer. Viven el mundo de la farándula de una manera más normal que otra gente que su madre y su padre se dedican a oficios teóricamente más normales. Saben que su aitatxi se va con la abuela a tocar a tal sitio. Eso sí, el concepto de las entrevistas no lo tienen muy claro, es divertido escucharles “me ha dicho un compañero de clase que has salido en su televisión” jajaja. 

Supongo que para ellos es normal, es lo que viven pero lo que sí quieren es que cuando estamos con ellos, la abuela y el abuelo sean absolutamente para ellos.

HC. – Pues yo creo que así podemos poner punto y final hasta el concierto del 5 de septiembre en Vigo. 

ED. – Me parece muy bien. Nos vemos entonces allí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.